22 de junio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 17:45
Especialidades > Hepatología

El cáncer de hígado causado por alcohol tiene peor supervivencia que otros

Según un estudio, se debe principalmente por una peor función hepática y las características del tumor

La media de supervivencia en estos casos se reduce hasta los 5,7 meses.
El cáncer de hígado causado por alcohol tiene peor supervivencia que otros
Redacción
Miércoles, 28 de marzo de 2018, a las 11:10
Un nuevo estudio concluye que los pacientes con cáncer de hígado relacionado con el alcohol pueden tener una supervivencia más reducida, así como un peor pronóstico, debido a una peor función hepática. Actualmente, el cáncer de hígado es la segunda causa de muertes relacionadas con el cáncer en todo el mundo, y las infecciones por hepatitis B y C son las principales causas.

Para comparar aspectos de este cáncer relacionado o no con el alcohol, Charlotte Costentin, del Hospital Henri-Mondor, en Francia, y su equipo examinaron a 894 pacientes con esta enfermerdad recién diagnosticado, a quienes se les hizo un seguimiento durante cinco años; 582 pacientes (65 por ciento) tenían antecedentes de abuso crónico de alcohol y 312 (35 por ciento) no. 

Un total de 601 pacientes murieron cuando los investigadores realizaron los análisis finales. Los cánceres de hígado relacionados con el alcohol presentaban más probabilidades de ser difusos y se detectaron en pacientes con peor función hepática. La media de supervivencia global fue de 9,7 frente a 5,7 meses en los grupos no relacionados con el alcohol y vinculados con este, respectivamente.

Peor función hepática

Sin embargo, cuando los científicos analizaron individualmente cada estadio del cáncer, la supervivencia fue similar en los pacientes con cáncer relacionado o no con el alcohol. En cuanto al primer caso, los hallazgos sugieren que estos pacientes tienen una supervivencia general reducida, principalmente debido a una peor función hepática y características del tumor en el momento del diagnóstico.

La mayoría de las personas que desarrollan cáncer de hígado muestran signos de cicatrización o cirrosis en el hígado. En este sentido, los pacientes cuyo cáncer de hígado se detectó durante un programa de seguimiento de la cirrosis mejoraron la supervivencia en comparación con las personas cuyo cáncer fue diagnosticado de manera incidental.

Esto fue especialmente pronunciado en pacientes con enfermedad hepática no relacionada con el alcohol o aquellos con enfermedad hepática asociada con el mismo pero que ya no lo consumen, en comparación con quienes si lo siguen haciendo. 

"Para mejorar el pronóstico del cáncer de hígado en la población alcohólica, se deben realizar esfuerzos para implementar programas de detección eficaces tanto para la cirrosis como para el cáncer de hígado, así como mejorar el acceso a los servicios de tratamiento del alcoholismo", ha señalado Costentin.