Tratados 3.000 pacientes en ensayos clínicos bajo los protocolos de Pethema

En el último año, el grupo ha generado 42 publicaciones internacionales y 50 comunicaciones

Albert Oriol, secretario de Pethema; Joan Bargay, presidente del Comité Organizados de la 47ª Reunión de Pethema; y Miguel Ángel Sanz, presidente de Pethema.
Tratados 3.000 pacientes en ensayos clínicos bajo los protocolos de Pethema
mar 28 mayo 2019. 16.50H
El Programa Español de Tratamientos en Hematología (Pethema), es el grupo cooperativo de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) con mayor producción científica. A día de hoy, cuenta con 71 estudios vigentes y 14 pendientes de inicio, 10 programas de soporte a grupos, centros o proyectos cooperativos, seis estudios biológicos obtenidos en convocatorias públicas competitivas, cinco redes de centros y un  manual de información. En los últimos 12 meses, el grupo ha generado 42 publicaciones internacionales, muchas de ellas en revistas de alto impacto, y 50 comunicaciones (37 internacionales y 13 nacionales). En torno a 5.300 pacientes han sido tratados bajo los protocolos de este grupo cooperativo en los últimos siete años (más de 3.000 en ensayos clínicos y cerca de 2.300 en estudios post-autorización).

Todo esto proviene de los subgrupos de investigación académica e independiente con que cuenta Pethema en mieloma múltiple (MM), leucemia aguda linfoblástica (LAL), leucemia aguda mieloblástica (LAM), leucemia linfática crónica (LLC), síndromes mielodisplásicos (SMD), insuficiencia medular (IM) y púrpura trombocitopénica inmune (PTI), y que se acaban de reunir en Palma para exponer sus últimos avances en la 47ª Reunión Anual de Pethema, bajo la coordinación de Joan Bargay Lleonart, jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Son Llàtzer (Palma).


"El gran esfuerzo que se ha realizado estos últimos años ha puesto a España como uno de los países líderes en investigación clínica"


“Nuestro Servicio participa muy activamente en la mayoría de los grupos de trabajo de Pethema, incluyendo siempre el mayor número posible de pacientes en sus diferentes estudios”, afirma este experto. “Probablemente estemos en uno de los momentos cumbre de este grupo cooperativo y de la Hematología en general”.

Según Bargay Lleonart, “el gran esfuerzo que se ha realizado estos últimos años ha puesto a España y, más concretamente al grupo Pethema, dentro de la órbita europea e internacional como uno de los países líderes en investigación clínica.

Gracias al trabajo multidisciplinar y multicéntrico, y a la captación de los diferentes puntos de vista en torno a las enfermedades hematológicas, hemos conseguido avanzar en su conocimiento y estimular la participación de una gran parte de los hospitales de España. Desde las instituciones sanitarias se debería favorecer e incentivar todavía más la investigación clínica, financiándola de una manera correcta y facilitando la participación de los diferentes centros en los estudios cooperativos. También debería minimizarse la burocracia que muchas veces comporta el enlentecimiento de los estudios”.

El mieloma múltiple podría contar con un registro nacional en España


El Grupo Español de Mieloma (GEM-Pethema), encabezado por Juan José Lahuerta, del Hospital 12 de Octubre (Madrid); Joan Bladé, del Hospital Clínic (Barcelona); Jesús San Miguel, de la Clínica Universitaria de Navarra; y María Victoria Mateos, del Hospital Clínico de Salamanca, tiene en marcha 12 estudios, de los que destacan especialmente dos: 'GEM2017FITmas65', para casos de nuevo diagnóstico, y 'GEM-KyCyDex', un ensayo fase II para pacientes en recaída cuyo reclutamiento termina a finales de este mismo año.

Además, se ha puesto en marcha un estudio de viabilidad (proyecto VIA) para la creación de un registro nacional de este cáncer hematológico, cuyos resultados serán evaluados el próximo mes de septiembre.

Se estima que en España podría haber cerca de 6.000 pacientes con MM. Esta patología representa el diez por ciento de todo el cáncer de la sangre. Cada año se diagnostican de tres a cinco casos por cada 100.000 habitantes en España.

Aunque todavía no se puede hablar de curación, sí que han mejorado los índices y la calidad de la respuesta antitumoral, así como las tasas de larga supervivencia y la calidad de vida. Hace apenas dos años, el tratamiento del MM se enriqueció con la incorporación de una segunda generación de nuevos fármacos de los que ya se empiezan a tener resultados en primera línea.

LAL-Pethema acumula 17 estudios, 5 de ellos biológicos


Por su parte, José María Ribera, coordinador del Grupo de Leucemia Aguda Linfoblástica (Lalpethema) y jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Instituto Catalán de Oncología (ICO)-Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona), ha destacado el ensayo 'Ponalfil' por su “especial trascendencia, ya que nos da la oportunidad de confirmar los prometedore  resultados de la combinación de ponatinib y quimioterapia como tratamiento de primera línea de la LAL con cormosoma Filadelfia”.

También se ha referido a los estudios 'BLIN001', que evalúa la eficacia de la incorporación del blinatumomab al tratamiento de consolidación en pacientes con LAL sin cromosoma Filadelfia y con criterios de alto riesgo, y 'Realib', que investiga la actividad de idelalisib en pacientes para los que se han agotado todas las terapias convencionales o que tienen edad avanzada y no son candidatos a otros tratamientos. Lalpethema tiene en su haber 17 estudios, cinco de ellos biológicos.


"Debería minimizarse la burocracia que muchas comporta el enletecimiento de los estudios"


La LAL es un cáncer de la sangre causado por la producción excesiva de linfocitos inmaduros (o linfoblastos). Es especialmente frecuente en niños y se trata actualmente con quimioterapia y en determinadas situaciones, con trasplante de progenitores hematopoyéticos. Uno de los mayores avances de las últimas décadas en el tratamiento de las enfermedades hematológicas malignas se ha desarrollado en el campo de la LAL del niño y adolescente.

Con los tratamientos actuales, más del 95 por ciento de los niños consiguen remisiones completas, con un porcentaje de curaciones cercano al 90 por ciento. Estos resultados no se consiguen en el adulto con LAL debido a la mayor frecuencia de factores pronósticos adversos y a la peor tolerancia a la quimioterapia intensiva.

Las novedades terapéuticas en la LAL se centran en el empleo de anticuerpos monoclonales anti-CD19, antiCD20 o anti-CD22 y en la administración de células CAR-T (o linfocitos T modificados genéticamente para destruir las células leucémicas).

Por el momento, las células CAR-T se han utilizado en niños y adultos jóvenes con LAL en recaída o refractariedad, con resultados muy esperanzadores.

LAM-Pethema abrirá 5 nuevos ensayos que van a involucrar a más de 60 centros


El Grupo de Leucemia Aguda Mieloblástica (LAM-Pethema), coordinado por Pau Montesinos, del Hospital la Fe (Valencia), cuenta con 13 estudios, cuatro de ellos en leucemia promielocítica aguda (LPA), un subtipo de LAM. En este momento se encuentran activos tres ensayos: 'Flaginexor', para LAM en recaída; 'Flugaza', en LAM del anciano; y 'Apollo', en LPA. “Estamos a punto de abrir cinco  ensayos nuevos para prácticamente todas las indicaciones de LAM y que van a involucrar a más de 60 centros en España”, apunta.

La LAM es un cáncer hematológico que incluye diferentes tipos de células mieloides con o sin mutaciones genéticas que influyen en el pronóstico. Su incidencia se incrementa con la edad y el tratamiento se adapta a cada paciente.

En términos generales, consiste en quimioterapia seguida o no de trasplante de progenitores hematopoyéticos. La supervivencia a los 5 años se sitúa alrededor del 60 por ciento. Cada vez tiene mayor valor pronóstico el grado de enfermedad mínima residual (EMR) tras la administración de un tratamiento quimioterápico.

Este parámetro se detecta mediante citometría de flujo o técnicas moleculares, y da cuenta de la calidad de la respuesta y de la capacidad de erradicación definitiva de la LAM por el tratamiento inicial.

En relación con el tratamiento, se vienen desarrollando nuevos fármacos con diversos mecanismos de acción que podrían significar un cambio en el manejo y pronóstico de la LAM: nuevos agentes quimioterápicos con ventajas farmacológicas respecto a los citostáticos clásicos; anticuerpos monoclonales conjugados frente a proteínas presentes en la superficie de las células leucémicas; y pequeñas moléculas que inhiben selectivamente la acción de proteínas responsables de la proliferación y supervivencia de las células leucémicas, como los inhibidores de tirosina quinasa tipo 3 (FLT3).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.