15 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

Curar la leucemia mieloide crónica, tema estrella de la reunión ASH 2016

Medicina de precisión y 'big data', entre los temas relevantes del 58º Congreso de los hematólogos de EEUU

Ramón García Sanz, vicepresidente de la SEHH.
Curar la leucemia mieloide crónica, tema estrella de la reunión ASH 2016
Redacción
Jueves, 01 de diciembre de 2016, a las 18:50
Numerosos hematólogos españoles están presentes en el 58º Congreso de la American Society of Hematology (ASH), que se celebra en San Diego (California, Estados Unidos) entre el 3 y el 6 de diciembre, y donde la medicina de precisión y el alcance clínico de las posibilidades abiertas por el big data serán los protagonistas.

“Bajar al detalle en ambos campos nos ofrecerá nuevas posibilidades para aplicar los datos procedentes de grandes poblaciones en la práctica clínica diaria”, sostiene Ramón García Sanz, vicepresidente segundo de la Sociedad Española de Hematología (SEHH). “Estaremos más cerca de poder adaptar el tratamiento a cada paciente de forma individualizada”.

Uno de los temas más relevantes será la cura de la leucemia mieloide crónica, que “es una realidad que esperamos constatar”. “Estamos muy cerca de saber en qué pacientes se mantiene la respuesta molecular conseguida por los inhibidores de la tirosincinasa tras retirarse completamente dicha medicación”.

Entre los asuntos relevantes de la reunión de los hematólogos figura la aplicación del sistema CRISPR-Cas9 en la disciplina y las nuevas técnicas de secuenciación masiva, no solo para explicar los mecanismos de la enfermedad “sino también para ver su aplicabilidad en el día a día del diagnóstico”.

Inmunoterapia, de nuevo protagonista

Además, se esperan “con impaciencia” los resultados de los inmunoterápicos ya conocidos (anti-PD1) y nuevos (anti PD-L1 y anti PD-L2), “así como su introducción en el contexto de las combinaciones con otros fármacos, quimioterapia o radioterapia, y con el alo-trasplante de progenitores hematopoyéticos”.

La terapia CAR-T, que ya se ha mostrado eficaz en el abordaje de la leucemia linfoblástica aguda, mostrará sus avances “en el tratamiento de otros cánceres hematológicos, como el linfoma y el mieloma múltiple, donde sus posibilidades son muy grandes”, concluye García Sanz.