Examen MIR: las mujeres dejan 10 preguntas sin responder, los hombres 9

Un estudio asegura que "no hay evidencia para cuestionar el uso de la prueba de elección múltiple con penalización"

El estudio señala que los test con penalización son un sistema adecuado.
Examen MIR: las mujeres dejan 10 preguntas sin responder, los hombres 9
jue 13 febrero 2020. 12.30H
Un estudio publicado por Fedea ha determinado que no existen diferencias significativas entre hombres y mujeres a la hora de dejar preguntas en blanco en el examen MIR: ellas dejan una media de 10 preguntas sin responder y ellos solamente 9. En cuanto a las respuestas acertadas, las mujeres obtuvieron una media de 129,97 aciertos frente a las 131,17 de los hombres. En cuanto a las respuestas erróneas, las mujeres fallaron de media 84,79 preguntas y los hombres 84,21. Esto podía sugerir que la mayor brecha de género se encontraba en la capacidad o la voluntad de los candidatos para arriesgarse.

Sin embargo, según los autores, la media de respuestas en blanco de las mujeres es de 10,25 mientras que las de los hombres son 9.62. "En particular, controlando por otros factores, encontramos que las mujeres dejan en blanco tan solo un promedio de 0,82 preguntas más que los hombres de las 225 que incluye el examen MIR", explican.


Las mujeres dejan en blanco tan solo un promedio de 0,82 preguntas 


Por esta razón, y a pesar de la literatura previa que incidía en las diferencias entre sexos (Brave Boys and Play-it-Safe Girls, Chicos valientes y chicas seguras, un artículo publicado el pasado 2019), los autores señalan que no hay evidencia "para cuestionar el uso de la prueba de elección múltiple con penalización en el proceso de selección pública de funcionarios".

Para llevar a cabo este análisis, los investigadores han analizado los resultados del examen MIR del pasado año, en el que se presentaron 11.695 candidatos, de los cuales el 64,35 por ciento eran mujeres y el 35,65 por ciento, hombres.

La prueba consistió en un test de 225 preguntas con cuatro posibles opciones, realizadas durante un examen de 5 horas de duración. Entre las posibles respuestas los autores hacen constar (el artículo está dirigido a un público internacional) que solo una de las respuestas es verdadera y que fallar penaliza.

"El resultado esperado de las suposiciones equivale a saltarse la pregunta, ya que con la probabilidad 3/4 -la respuesta es errónea)- y se descuenta un punto; y con la probabilidad 1/4 -la respuesta es correcta- y se suman tres puntos".

En todo caso, a la hora de analizar sus resultados también han tenido en cuenta los historiales académicos, entre los que tampoco encuentran diferencias significativas, aunque sí reconocen que la diferencia se agrava en los primeros puestos del MIR. "En el 10 por ciento superior, las diferencias de rendimiento en el examen entre los géneros son más sustanciales", señalan.


Mayor diferencia entre los primeros puestos


Concretamente "si examinamos a los que puntuaron en el 10 por ciento superior, podemos ver cómo aumentan las principales diferencias entre hombres y mujeres. Específicamente, los hombres, en promedio, respondieron 152,77 preguntas correctamente, mientras que las mujeres respondieron 149,22. Las diferencias de género en las respuestas incorrectas (67,04 frente a 65,83) o en las preguntas omitidas (8,74 frente a 6,40) también son mayores".

No obstante, matizan que "el comportamiento del 10 por ciento de los examinandos puede ser impulsado por los objetivos que persiguen. Si las mujeres, por preferencias, se centran en una especialización menos exigente, no tendrían ningún incentivo para luchar por las puntuaciones más altas y es probable que corran menos riesgos en el examen. En las conclusiones se examina además el papel que la heterogeneidad de los objetivos puede tener en las diferencias de rendimiento entre los sexos, y se analiza esta interesante vía de investigación futura".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.