El Grupo de Tutores de la SEFH presenta un protocolo de supervisión al FIR

El trabajo busca compartir un modelo común para mejorar la calidad de la formación de los farmacéuticos residentes

Miembros del Grupo de Tutores de la SEFH durante la jornada de reunión del mismo el pasado junio.
El Grupo de Tutores de la SEFH presenta un protocolo de supervisión al FIR
mar 17 diciembre 2019. 14.30H
El Grupo de Tutores de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha publicado el documento ‘Protocolo de supervisión del residente de Farmacia Hospitalaria’, que pretende servir de guía para que las distintas unidades docentes establezcan su protocolo de supervisión del FIR.

Edurne Fernández de Gamarra, miembro del grupo y coautora de la publicación, ha destacado que “este modelo podrá ser adaptado, si es necesario en cada caso, a las peculiaridades de cada programa y a las características de cada área de rotación”.

De esta forma, “se pretende aunar esfuerzos y compartir un modelo que puede servir para mejorar la calidad de la formación de los farmacéuticos especialistas del futuro”.


Autonomía progresiva durante la residencia


Uno de los elementos clave de la formación sanitaria especializada, según Fernández de Gamarra, es la supervisión del residente, que queda establecida en el Real Decreto 183/2008, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada.

“La supervisión del residente en formación y su autonomía deben evolucionar progresivamente durante la residencia”, explica la farmacéutica. “Es necesario establecer un sistema de supervisión de residentes, debiéndose delimitar unos niveles de responsabilidad para cada año de residencia, así como para cada área de formación o técnicas y prácticas concretas”.


Adquisición de competencias



El trabajo ha sido coordinado y revisado por seis miembros del grupo


Por su parte, Eva Negro, coordinadora del Grupo de Tutores, ha recordado que el objetivo principal de éste es “ayudar a los farmacéuticos con tareas docentes en el desempeño de sus funciones relacionadas con la formación sanitaria especializada”.

La formación de residentes “se basa en el aprendizaje y adquisición de competencias mediante la práctica tutelada de actividades asistenciales, docentes e investigadoras, para que puedan adquirir experiencia de forma progresiva y que de la misma manera aumente la responsabilidad en sus acciones”.


Estructura del documento


La publicación se estructura en dos partes diferenciadas, comenzando por una introducción en la que se exponen los fundamentos de la supervisión del residente, la base legislativa que lo define, los niveles de responsabilidad y la supervisión de los residentes dividida en: primer año, a partir del segundo año y actividades de guardia.

El segundo bloque de contenidos desarrolla un completo protocolo de supervisión para cada una de las áreas por las que rota el residente, especificando que los niveles de responsabilidad propuestos son orientativos y siempre deberán adaptarse a las características y al proceso de aprendizaje de cada residente.

El trabajo ha sido coordinado y revisado por el Grupo de Tutores de la SEFH y ha sido posible realizarlo gracias a la colaboración de seis personas del grupo, que son a su vez tutoras de residentes en diferentes hospitales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.