19 dic 2018 | Actualizado: 16:40

Solo el 10% de personas saben qué aplicar a las quemaduras

Alrededor del 75 por ciento de las escaldaduras con bebidas calientes ocurren en niños menores de 24 meses

Aplicar agua fría 20 minutos es el mejor tratamiento.
Solo el 10% de personas saben qué aplicar a las quemaduras
mar 06 marzo 2018. 18.10H
Redacción
Las personas con niños pequeños pueden desconocer los mayores riesgos de quemaduras para sus hijos e, incluso, qué grupo de edad es más probable que se queme. Lo afirman investigadores australianos que, en un estudio en el que únicamente han encuestado a mujeres, han confirmado que tan solo una de cada diez personas sabe qué aplicar a las quemaduras por bebidas calientes.

El equipo de estudio encuestó a casi 500 madres de niños pequeños en Queensland. Solo un tercio conocía la causa principal de las quemaduras en ellos, mientras que únicamente 1 de cada 10 sabía cuánto tiempo debía aplicarse el tratamiento correcto. "Las escaldaduras por bebidas calientes son la principal causa de quemaduras en la infancia en Australia y en muchos otros países desarrollados", dice la autora principal, Jacqueline Burgess, a Reuters Health en un correo electrónico.

"En Australia, las quemaduras por bebidas calientes representan el 20 por ciento de todas las  que tratamos, una cifra que se ha mantenido constante durante los últimos 15 años", dice Burgess, investigadora del Centro de Quemaduras Infantiles de la Universidad de Queensland.  Alrededor del 75 por ciento de estas quemaduras ocurren en niños menores de 24 meses. "Nuestro estudio se realizó para abordar este problema", agrega. 

Cool Runnings

Los investigadores reunieron datos antes de probar una aplicación que desarrollaron, llamada Cool Runnings, que está diseñada para enseñar sobre la seguridad contra quemaduras y sobre primeros auxilios. Los participantes fueron todas mujeres adultas con al menos un niño de entre 5 y 12 meses de edad al inicio del estudio. Aproximadamente la mitad de las mujeres tenían menos de 29 años y alrededor del 40 por ciento eran madres primerizas.

Los investigadores calificaron las respuestas de las participantes en un cuestionario, que midió el conocimiento general de quemaduras, primeros auxilios y los factores de riesgo de éstas. Menos de la mitad de las mujeres sabían que los niños de 6 a 24 meses son el grupo con mayor riesgo de escaldaduras por bebidas calientes, asegura Burgess. "Esta es la edad a la que se desarrollan las habilidades motoras y la movilidad; la curiosidad y el deseo de imitar a los adultos van en aumento. Sin embargo, este grupo de edad carece de una sensación de peligro y de la conciencia y capacidad para retirarse de objetos y líquidos calientes", prosigue.

Por lo tanto, los padres de este grupo de edad deben estar especialmente atentos cuando preparan y consumen bebidas calientes, para dejarlas fuera de su alcance, en el centro de la mesa y no en el borde, señala Burgess. "Es una buena idea mantener a los niños pequeños fuera de la cocina junto con una puerta de seguridad para que no puedan acceder a todos los peligros potenciales que se encuentran en ella", dijo Burgess.

Agua fría

Aplicar 20 minutos de agua fría a una quemadura (de cualquier tipo) es el mejor tratamiento de primeros auxilios, lo que resulta menos doloroso, reduce la profundidad de la quemadura, hace que las estancias hospitalarias más cortas y el tiempo de curación sea más rápido. "Este tratamiento es beneficioso hasta 3 horas después de que ocurra la quemadura. Hay que enfriar la quemadura, pero asegurándose de que el niño no se enfríe demasiado. Además, es un tratamiento que suele estar disponible, es gratuito y es el mejor que se puede aplicar ", asegura. 

Mientras que el 94 por ciento de las madres sabían enfriar una quemadura solo con agua, únicamente el 10 por ciento se dio cuenta de que deberían hacerlo durante 20 minutos completos, informaron los investigadores.

Los únicos dos factores que parecían predecir si las madres conocían los primeros auxilios correctos para una quemadura eran el entrenamiento y el tabaquismo: las madres que fumaban tendían a tener una puntuación baja en esta categoría y las que habían recibido entrenamiento de primeros auxilios en los últimos 12 meses sabían reaccionar mejor que el resto.

Según Burgess, la aplicación Cool Runnings fue desarrollada para probar la eficacia de un teléfono inteligente a la hora de realizar una campaña de prevención de lesiones. "Las madres que descargaron la aplicación pudieron aprender sobre los riesgos de quemaduras y primeros auxilios al ver el contenido: animaciones, videos e infografías", dice Burgess, que recuerda que estas participantes mejoraron sus conocimientos al final del período de intervención. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.