Acné y dermatitis de contacto irritante son las dermatosis faciales más comunes asociadas con la medida de protección

La mascarilla origina el 54% de las reacciones cutáneas en la cara
Mujer con acné.


17 jun 2021. 09.05H
SE LEE EN 3 minutos
La pandemia de Covid-19 ha provocado que la mascarilla se convierta en una protección indispensable para frenar los contagios, aunque cada vez más voces piden que se elimine la obligatoriedad de su uso en exteriores. Un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Tailandia ha registrado que un 54 por ciento de las reacciones cutáneas adversas se deben al uso de la protección facial quirúrgica y de tela. A partir de esta situación, se ha adoptado el término 'maskne'.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Este nuevo término aplicado en la dermatología describe varias dermatosis faciales asociadas al uso de la mascarilla, para las cuales los afectados acceden a tratamientos costosos pero “potencialmente ineficaces para estas afecciones”, han detallado los autores del estudio publicado en el British Medical Journal (BMJ).

Las dermatosis faciales relacionadas con la mascarilla han tenido una sólida descripción a lo largo de la pandemia, pero los datos sobre su prevalencia son limitados y, a menudo, se utiliza una terminología descriptiva en lugar de diagnósticos específicos. Según la evidencia limitada disponible, el acné y la dermatitis de contacto irritante son las dermatosis faciales más comunes asociadas con el uso de mascarilla.

Para comprender la afectación, durante la pandemia de Covid-19 se realizó un estudio transversal prospectivo que contó con una muestra de 833 miembros del personal de la escuela de medicina en Tailandia, incluidos trabajadores sanitarios y no sanitarios. La investigación registró una prevalencia autoinformada del 54 por ciento de reacciones cutáneas adversas a las mascarillas quirúrgicas y de tela.


Ambiente y mascarilla


“La exacerbación de estas reacciones tiende a resultar del desarrollo de un ambiente cálido, húmedo y oclusivo alrededor de la cara, particularmente durante el uso de la mascarilla. A esto se suma el efecto de fricción del material que se mantiene en su lugar con elástico”, han explicado los autores del estudio.

Cuando se produce hiperpigmentación o cicatrización posinflamatoria, “se requiere un enfoque de tratamiento más agresivo para prevenir cambios irreversibles en la piel. Se justifica la derivación a atención especializada en esta etapa si no se produce ninguna mejoría”, han sugerido los especialistas.


Recomendaciones para el historial médico "maskne" 

  • Historial  familiar de enfermedades de la piel y un historial farmacológico completo que incluya medicamentos recetados, de venta libre y complementarios.
  • Relación temporal con el uso de la mascarilla: establezca si los periodos sin mascarilla alivian o mejoran el problema, por ejemplo, la dermatitis alérgica por contacto debería mejorar con un periodo sin mascarilla, mientras que el acné, una vez establecido, puede no responder tan fácilmente.
  • Síntomas de picazón, dolor y aparición de pústulas o pápulas.
  • Duración de la exposición a la mascarilla cada día.
  • Evaluación de los períodos de tiempo en los que la mascarilla se quita por completo.
  • Evaluación del impacto en el estado de ánimo, el trabajo y la vida social del paciente para evaluar la gravedad y tratamiento adicional. El efecto de las dermatosis relacionadas con la mascarilla sobre la calidad de vida de los trabajadores de la salud puede ser sustancial.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.