Vicenç García-Patos habla con Redacción Médica con motivo del Día Europeo de la Prevención de esta enfermedad

"Es importante que el médico de Familia identifique el cáncer de piel"
Vicenç García-Patos, jefe del Servicio de Dermatología de Vall d’Hebron.


11 jun 2021. 14.30H
SE LEE EN 5 minutos
POR MARÍA GARCÍA
Muchos pacientes han dejado de asistir a sus consultas de Dermatología por miedo a infectarse de Covid-19. La pandemia también ha provocado la cancelación de cirugías programadas que no fuesen de carácter vital. Todo ello, sumado a las anulaciones y retrasos en las consultas ambulatorias, ha aumentado la gravedad de los cánceres de piel que atienden los dermatólgoos en 2021

El 13 de junio se celebra el Día Europeo de la Prevención contra el Cáncer de Piel. Vicenç García-Patos, jefe del Servicio de Dermatología de Vall d’Hebron, explica a Redacción Médica que, como ha ocurrido con otros tumores, el "miedo a la asistencia a centros de salud y hospitales, y la dedicación del personal al Covid-19, ha demorado la atención de estos casos". 

Que un cáncer de piel se diagnostique antes o después tiene una repercusión muy importante en cómo se va a tratar. Lo primero de todo es lanzar el mensaje de que la exposición al sol, sin cuidado y a ciertas horas, puede matar. 

Campañas más creativas


"Campañas se hacen muchísimas. Se hace concienciación desde el ámbito sanitario, la asistencia primaria, los medios de comunicación... Toda campaña es poca, pero tenemos que ser creativos para llegar a la gente. El problema del cáncer de piel es que se ve a largo plazo: la persona no se es consciente de que lo de hoy pasará factura en unos años", explica.

Por eso, "todos somos testigos de que existen muchas campañas sobre evitar el sol, ponerse camisetas, unas protectores solares... pero en las playas, a las 12 del mediodía, no se cabe". El mensaje tiene que llegar también a la gente joven, entre los que el melanoma es uno de los cánceres más comunes y es el que más mortalidad tiene. 

"La prevención primaria es que no salga el tumor: hay que evitar el sol a las horas del medidodía y utilizar protectores solares. La secundaria hace referencia al diangóstico temprano. El cáncer de piel se cura prácticamente en el cien por cien de los casos en los que es detectado a tiempo. Se puede tratar con procedimientos muy sencillos", asegura. 

En este tipo de prevención, el dermatólogo explica que el médico de Atención Primaria juega un papel muy importante, que debería ser aún mayor. Indica que es quien recibe al paciente crónico, le puede ver la cara y explorar el cuerpo y, así, "identificar de forma temprana esas lesiones sin que el paciente las haya visto".

Medicina de Familia, un filtro antes sospechas


"Cuando son lesiones por las que se consulta es por haberlas visto el paciente o un familiar el pronóstico es peor que cuando lo identifica el médico de Familia en un control rutinario. Probablemente lo derive a Dermatología en una fase más inicial, por lo que el tratamiento es más sencillo y, a veces, hasta se puede realizar una intervención ambulatoria en el centro con anestesia local". 

"Diagnosticar es fundamental para mejorar la superviviencia, más barato, más sencillo y menos molesto para el paciente. Es clave la implicación de Atención Primaria, su formación y establecimiento de circuitos de derivación rápidos como la teledermatología para traar cuanto antes estos pacientes sin ser urgencia vital. No podemos demorarnos tres o seis meses", asgura. Sobre todo porque en el caso de los melanomas, cuya gravedad no se mide por los centímetros que ocupe en el cuerpo sino por milímetros, puede ser mortal. 

Por eso asegura que la dermatoscopia en los centros de Primaria es una "herramienta muy útil al mejorar la capacidad de diagnóstico frente al 'ojo desnudo' del profesional". También hay mejores herramientas para que puedan derivar esas fotografías a lista de teledermatología y así priorizar a los pacientes sospechosos. 

Nuevos tratamientos para el cáncer 


Si pasa el tiempo sin derivarse, se demora porque no se consulta, o el crecimiento es muy rápido, la situación y el pronóstico pueden cambiar. En el caso del melanoma, lo hace a partir de los 0,8 milimetros.

"En esos casos se ensombrece el diagnóstico, hay que acudir a quimioterapias, intervenciones más compejas e inmunoterapia o tratamientos contra dianas moleculares. Pasa de ser un paciente que se opera o se cura a un paciente que debe seguir un control oncológico y además puede sufrir metástasis", asegura el jefe de Servcio. Son tratamientos que mejoran el pronóstico pero no son curativos al cien por cien. 

Con todo, y gracias a que ahora conocen mucho más la firma molecular, los profesionales son capaces de ofrecer "medicamentos a la carta para frenar esa progresión de las células". Es el dato positivo de estos problemas cuando no se ven a tiempo. 







Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.