21 de septiembre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 21:30
Conocimiento > Derecho

La Justicia obliga a los colegios a aplicar el protocolo en niños con TDAH

Un juzgado entiende que si el menor está diagnosticado, los centros educativos deben activarlo

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.
La Justicia obliga a los colegios a aplicar el protocolo en niños con TDAH
Redacción
Jueves, 01 de diciembre de 2016, a las 13:10
La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha concluido que un colegio del municipio palentino de Carrión de los Condes no aplicó a un alumno de Primaria el protocolo establecido para casos de escolares de altas capacidades y diagnosticados de TDAH.

El TSJCyL revoca así otra sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Palencia que daba la razón al centro y a la Dirección Provincial de Educación, argumentando que el centro escolar de Carrión de los Condes en el que el niño cursaba 5º de Primaria no siguió el protocolo habilitado para casos especiales. Según consta en la resolución, el niño estaba diagnosticado de un trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) desde el año 2011, circunstancia que se comunicó al centro educativo para que se aplicara el protocolo para los alumnos con necesidades educativas especiales aprobado por la Consejería de Educación.

Una vez examinado el expediente administrativo, la sala ha llegado a la conclusión de que "ese protocolo no se ha aplicado" y que "no se ha sabido resolver una situación, caracterizada por faltas de comportamiento del menor y castigos o sanciones impuestas como reacción, sin aplicación concreta de medidas congruentes con el diagnóstico de TDAH, y sin saber si efectivamente si tales sanciones eran las adecuadas para dicho trastorno". Además el TSJCyL establece que el centro educativo se limitó a comunicar la decisión de que el niño no pasara de curso a la madre del menor, "sin darle la más mínima posibilidad de intervención en la toma de la decisión controvertida".

Tras el fracaso en el colegio de Carrión de los Condes, el niño y su familia se trasladaron a Madrid para matricularle en un colegio inclusivo, donde ahora "es feliz, aprende y disfruta cada día con lo que hace", según ha manifestado la madre del niño a través de un comunicado. Esta se ha mostrado satisfecha porque el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León les haya dado la razón después de año y medio, aunque lamenta que la sentencia no se pueda cumplir, porque el niño ya ha repetido 5º y ahora está cursando 6º en Madrid.