El proyecto del Hospital Clínico San Carlos está basado en un programa de seguimiento realizado por enfermeras

Teleconsulta enfermera para evitar reingresos en insuficiencia cardiaca
Mónica Pérez Serrano.


08 sep 2021. 10.50H
SE LEE EN 4 minutos
Un proyecto de investigación llevado a cabo en el Hospital Clínico San Carlos, basado en un programa personalizado de seguimiento ambulatorio realizado por enfermeras, permite mejorar la evolución y el pronóstico de pacientes con insuficiencia cardiaca de riesgo elevado y les ayuda a detectar síntomas de descompensación, lo que contribuye a reducir la posibilidad de reingreso hospitalario.

Después de que el paciente reciba el alta médica, y tras la valoración del cardiólogo y las enfermeras de manera presencial, la enfermera experta en insuficiencia cardiaca realiza una teleconsulta por videollamada o por teléfono en la que se tratan los posibles signos y síntomas de descompensación que puedan afectar al paciente y la importancia de la adherencia al tratamiento entre otras cuestiones, que tiene lugar cada 15 días para ofrecer un seguimiento personalizado y planificado a cada paciente.

A los pacientes se les facilita toda la información necesaria para mejorar su conocimiento sobre su enfermedad coronaria y tratamiento para ayudarles a aprender a detectar posibles síntomas y a manejar las etapas iniciales de una posible descompensación y comunicárselos a la enfermera experta en insuficiencia cardiaca, como un rápido aumento de peso, hinchazón de pies o tobillos o aumento de fatiga y mantener hábitos de vida saludables.

Con ello se “mejora la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia cardiaca, que supone la primera causa de hospitalización en mayores de 65 años, y se evitan reingresos y posibles fallecimientos prematuros dado que se optimiza el tratamiento del paciente por parte del personal de enfermería experto con la realización de las videollamadas para evitar su desplazamiento hasta el hospital”, explica el director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos y de ‘CardioRed1’, Julián Pérez-Villacastín.


Videoconsulta por delante del teléfono


Casi siete de cada diez pacientes, concretamente el 68 por ciento, manifiesta su preferencia por ser atendidos a través de una videoconsulta en lugar de hacerlo por medio de una llamada telefónica, por la que se decanta el 32 por ciento restante.

Los resultados preliminares del estudio son prometedores ya que el 11 por ciento de los pacientes ha mejorado la fracción de eyección ventricular izquierda, que se relaciona con la capacidad de recuperación que tiene el corazón tras sufrir un infarto.

Por otro lado, también se ha observado en los pacientes estudiados una mejora general en los parámetros analíticos y sin empeoramiento de la tasa de filtración glomerular, que evalúa el funcionamiento de los riñones para diagnosticar una enfermedad renal en un estadio temprano, demostrando la eficacia y la seguridad del proyecto.

La participación de enfermeras expertas en insuficiencia cardiaca en este proyecto de investigación es un ejemplo del papel que pueden tomar como referencia para los pacientes crónicos y complejos, como los de insuficiencia cardiaca, ya que los análisis preliminares de este proyecto de investigación “apuntan hacia una mejora de los resultados en salud porque se convierten en pacientes más activos y educados desde un punto de vista clínico, capaces de detectar síntomas que puedan conducir a una descompensación en su estado de salud”, relata la enfermera experta en insuficiencia cardiaca de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Clínico San Carlos, Mónica Pérez Serrano.

La importancia de este proyecto de investigación reside en la educación sociosanitaria que recibe el paciente como la adherencia a los medicamentos o la adopción de hábitos de vida saludables, “ya que pueden conseguir alargar la vida del enfermo coronario mejorando su calidad de vida o retrasando la progresión de la enfermedad y reducir o evitar los reingresos hospitalarios, factores fundamentales para un correcto abordaje de la insuficiencia cardíaca, dado que contribuyen a una mejor evolución y pronóstico de la enfermedad al tiempo que podría evitar hospitalizaciones”, añade Mónica Pérez- Serrano.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.