20 de agosto de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Especialidades > Cardiología

Las estatinas no previenen el infarto en pacientes mayores con colesterol

Un estudio asegura que no existen beneficios asociados a la reducción del riesgo de sufrir un ictus o infarto

Las estatinas no previenen el infarto en pacientes mayores con colesterol
Nacho Cortés
Martes, 23 de mayo de 2017, a las 12:10
Las estatinas no previenen el riesgo de fallecer por cualquier causa, cardiovascular o no, ni de padecer un infarto o un ictus en los mayores que no tienen un colesterol significativamente alto. Este grupo de fármacos está indicado para reducir el colesterol y, así también, las posibilidades de sufrir un ictus o un infarto de miocardio. Actualmente, existe una pandemia por hipercolesterolemia en el mundo occidental ante las elevadas cifras de colesterol en sangre que cada vez más tienen las personas. Esto ha llevado que las estatinas sean uno de los medicamentos más utilizados.

Sin embargo, un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) considera que no es necesario que su consumo sea tan generalizado, sobre todo entre las personas mayores que tengan unos niveles ligeramente altos de colesterol.

Esta investigación publicada en la revista 'JAMA Internal Medicine', concluye que el tratamiento con estatinas no reduce la mortalidad por cualquier causa. Principalmente, se ha demostrado que no tiene incidencia en episodios coronarios en las personas mayores que, con hipertensión arterial y unos niveles moderadamente elevados de colesterol, no han sufrido ningún incidente de estas características previamente.
 
“En nuestro trabajo no hemos encontrado ningún beneficio asociado a la administración de estatinas para la prevención primaria en las personas mayores. En consecuencia, las recomendaciones de tratamiento deben ser individualizadas en esta población”, explica, Benjamin H. Han, director de la investigación.

Ningún beneficio
 
Apenas existen evidencias sobre los beneficios y riesgos de las estatinas para la prevención primaria en este grupo poblacional. Por ello, los autores han analizarado la evolución de las personas mayores participantes en el Ensayo Clínico sobre la Reducción de los Lípidos (LLT), subestudio del Ensayo Clínico de Tratamiento Antihipertensivo e Hipolipemiante para la Prevención del Infarto de Miocardio (ALLHAT-LLT) realizado entre los años 1994 y 2002.

Este trabajo ha estudiado a 2.867 mayores diagnosticados de hipertensión arterial y que no presentaban aterosclerosis en el momento de su inclusión en la investigación. De ellos, 1.467 tomaban una dosis de 40 mg diarios de estatina -concretamente el fármaco pravastatina -, mientras que los 1.400 restantes seguían las indicaciones de sus médicos de cabecera para reducir sus cifras de colesterol.

¿El resultado? El número de fallecimientos fue mayor en el grupo de participantes tratadas con pravastatina (141 personas de entre los 65 y 74 años, así como 92 mayores de 74 años) que entre aquellos que no recibieron la estatina (130 y 65 decesos). Asimismo, la cifra de episodios cardiovasculares fue muy similar para ambos grupos: 76 personas con edades comprendidas entre los 65 y los 74 años y 31 mayores de 74 años en los que seguían el tratamiento con pravastatina y, 89 y 39 personas entre los participantes sin estatina.

Además, los investigadores han destacado que "las tasas de ictus, insuficiencia cardiaca y cáncer fue similar en las dos ramas de tratamiento para ambos grupos de edad".