El David de Miguel Ángel se 'adelantó' al descubrimiento de una enfermedad

Un médico descubre que la escultura muestra claramente la distensión de la vena yugular externa

Imagen de 'El David' de Miguel Ángel
El David de Miguel Ángel se 'adelantó' al descubrimiento de una enfermedad
lun 06 enero 2020. 13.20H
La estatua del David de Miguel Ángel esconde un secreto. Una peculiaridad que ha estado a la vista durante más de 500 años pero que no ha sido descubierta hasta estos días. En una reciente visita a Florencia el médico americano Daniel M. Gelfman, se fijó en un pequeño detalle en el cuello del David: una vena marcada.

Se trataba, tal como ha señalado en una carta publicada en la revista JAMA Cardiology de la vena yugular externa situada en el lado derecho del cuello de David, claramente distendida. Una peculiaridad anatómica sobre la que todavía se discute y que no fue documentada por la ciencia médica hasta un siglo después de la creación de la estatua.


Esta peculiaridad no fue documentada por la ciencia médica hasta un siglo después


"Para poner este hallazgo en contexto: en el momento en que se creó el David , en 1504, William Harvey aún tenía que describir la verdadera mecánica del sistema circulatorio. Esto no ocurrió hasta 1628. Además, mientras Harvey postuló que los vasos pequeños conectaban los vasos arteriales y venosos, los capilares no se identificaron hasta 1661", señala el autor en la misiva.

Así, el profesional explica que "este hallazgo en el David es un signo de presiones intracardiacas elevadas y posible disfunción cardíaca".

No obstante, el médico también baraja la posibilidad de que Miguel Ángel pudiera haber percibido "una distensión venosa yugular temporal en personas sanas que están emocionadas", lo que encajaría con la situación representada, en la que el joven David está a punto de enfrentarse con el gigante Goliat.


Fisiología cardiovascular


Detalle del cuello del 'David' con la vena distendida.

"En escultura, uno solo puede mostrar una sola imagen a tiempo, y debe haber querido expresar esta observación en su trabajo. Me sorprende su capacidad para reconocer este hallazgo y expresarlo en su obra de arte en un momento en que había información tan limitada en fisiología cardiovascular. Curiosamente, incluso hoy, este fenómeno no se discute en los típicos libros de texto de Cardiología", detalla.

Además, según ha documentado y como se puede observar, el 'Moisés' de Miguel Ángel, posterior a la estatua de David, también cuenta con la misma característica anatómica.

El descubrimiento, que ha sido bautizado como 'el signo de David' "parece ser una observación importante de Miguel Ángel y requiere más investigación", señala el autor. "Podría ser útil recordar el signo de David en pacientes en los que se evalúa la presión venosa central observando sus venas yugulares, incluidos los pacientes que tal vez estén excitados, preparándose para enfrentar sus propios Goliat", concluye

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.