El primer Servicio de Hepatología de España cumple 50 años

Fundado por Joan Rodés, fue pionero en disponer de Cuidados Intensivos de enfermedades hepáticas

Pere Ginés, actual jefe de Hepatología del Clínic.
El primer Servicio de Hepatología de España cumple 50 años
lun 24 septiembre 2018. 12.50H
Redacción
El primer Servicio de Hepatología que se puso en marcha en España, en el Hospital Clínic de Barcelona, cumple 50 años, cinco décadas en las que este centro continúa siendo el único en suelo español que cuenta con unidades de alta complejidad específicas para enfermedades del hígado.

Además fue pionero en disponer de una Unidad de Cuidados Intensivos de enfermedades hepáticas y poner en marcha, en 1982, la primera Unidad de Hemodinámica Hepática de España, renovando este año sus equipos e instalaciones.


Fundado por Rodés, Terés y Bordas


El Servicio de Hepatología fue fundado hace 50 años por Joan Rodés, Miguel Bruguera, Josep Terés y Josep M. Bordas. Cuenta actualmente con una plantilla de 21 especialistas en Hepatología, que el año pasado hicieron más de 22.000 visitas en consultas externas, 58 trasplantes de hígado y dieron 1.600 altas.

“La UCI hepática y la Unidad de Hemodinámica Hepática integradas en el Servicio de Hepatología permiten ofrecer un tratamiento integral al paciente, desde que llega al hospital y se le hace el diagnóstico hasta que se le aplica el tratamiento, ya sea farmacológico o quirúrgico”, destaca Pere Ginés, actual jefe del Servicio.


Cateterismo de venas suprahepáticas y biopsia transyugular


Las técnicas que se practican en la Unidad de Hemodinámica son principalmente tres: el cateterismo de venas suprahepáticas y la biopsia transyugular, que son métodos diagnósticos, y el TIPS (derivación transyugular intrahepática portosistémica), que sirve para tratar las complicaciones derivadas de la hipertensión portal.

El cateterismo es una técnica que proporciona información sobre la gravedad y el pronóstico de los pacientes con hipertensión portal, una complicación que puede tener origen en una cirrosis o estar causada por otras enfermedades minoritarias.

La biopsia transyugular permite obtener una biopsia del hígado en pacientes graves y con trastornos de coagulación, a los que no se les puede practicar una biopsia convencional por el elevado riesgo de hemorragia.


Rápido diagnóstico de enfermedades hepáticas


“La Unidad de Hemodinámica está muy cerca de la UCI y esto permite que el diagnóstico sea más rápido. En menos de 24 horas desde que el paciente llega a la UCI ya podemos tener hecha una biopsia hepática”, subraya Juan Carlos García-Pagán, jefe de la Unidad de Hemodinámica Hepática.

“Esto es clave en pacientes que están graves, ya que con un diagnóstico preciso se puede iniciar el tratamiento indicado en cada caso”, ha precisado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.