sáb 05 diciembre 2015. 20.36H
José A. Puglisi / Uno de los vínculos más importantes que se generan durante el proceso de formación sanitaria especializada es el del residente con adjuntos y tutor. Sin embargo, y como en todas las relaciones, tiene altibajos agudizados por la presión asistencial y la inseguridad de quienes dan sus primeros pasos como especialistas. Se necesitan mutuamente, pero no encuentran el punto de equilibrio que les permita disfrutar a plenitud de su compañía. Pero ya se sabe lo que dicen de los amores reñidos…

Acceda al reportaje completo