Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05

Un hallazgo español descubre el talón de Aquiles del cáncer de tiroides

El ‘microRNA’ desbloquea la captación del yodo terapéutico para tratar la metástasis

Martes, 15 de diciembre de 2015, a las 19:01
Redacción. Madrid
Investigadores españoles han descubierto un circuito de regulación basado en microRNA que resulta esencial para mantener el estado diferenciado de la célula en el cáncer de tiroides. Se trata de un descubrimiento útil para diseñar estrategias que reconduzcan la captación de yodo en tumores resistentes a la terapia.

En concreto, los resultados obtenidos han demostrado el mecanismo molecular implicado en el desarrollo de metástasis resistente al tratamiento con yodo radioactivo en cáncer de tiroides.

Dichas metástasis intratables y este trabajo permiten establecer una nueva diana terapéutica que recupere la captación de yodo y frene la progresión tumoral del cáncer de tiroides.

La investigación, realizada por el Instituto de Investigaciones Biomédicas ‘Alberto Sols’, centro mixto UAM-CSIC y del Hospital Universitario de Móstoles, en colaboración con el Hospital Universitario La Paz, Idipaz y el centro Nacional de Investigaciones oncológicas (CNIO), ha conseguido este hallazgo mediante técnicas de secuenciación masiva.

La presencia de células tiroideas diferenciadas se revela necesaria para el tratamiento eficaz del cáncer de tiroides con yodo radiactivo (tratamiento administrado durante décadas), el cual mejora el pronóstico de estos pacientes. Sin embargo, hay enfermos que desarrollan metástasis que pierden esa capacidad de captar yodo y se vuelven refractarias (resistentes) al tratamiento con yodo radioactivo, empeorando la supervivencia de estos pacientes.

Las metástasis refractarias no captan yodo debido a que la proteína que transporta este elemento al interior de la célula no se expresa adecuadamente en esos tumores tiroideos ni en las metástasis que de ellos derivan. Esta proteína transportadora, denominada NIS (Na / Iodide Symporter), ha constituido la base de estudio más reciente de los investigadores de este trabajo.

La comprensión de los mecanismos que regulan la expresión de NIS y cómo se altera en diversos procesos patológicos como el cáncer, constituye un área de investigación muy activa en el campo del tiroides en la actualidad. Conocer dichos mecanismos permitirá diseñar estrategias para reinducir la captación de yodo en estos tumores refractarios.

Trabajo pionero

Los microRNAs son pequeñas moléculas de RNA que funcionan como moduladores de la expresión génica y suponen un nivel de regulación a través del cual actúan múltiples procesos del desarrollo y patológicos.

“Se ha demostrado que estas moléculas son actores importantes en la génesis y la progresión del cáncer”, han señalado los investigadores. Este trabajo pionero demuestra que entre los reguladores de la expresión de NIS se encuentra un micro-RNA denominado miR-146b.

La palabra ‘diferenciado’, en el caso del cáncer diferenciado de tiroides, se refiere a que sus células tienen un fuerte componente de diferenciación, es decir, que se comportan en gran medida como células tiroideas normales.

“Esta característica es la que se pierde en los tumores refractarios y nuestros resultados revelan que el  miR-146b es clave para la pérdida de esta diferenciación tiroidea que ocurre durante la carcinogénesis tiroidea”, ha explicado Pilar Santisteban, investigadora principal del estudio.

En concreto, los autores demuestran que el miR-146b reprime genes de diferenciación tiroidea entre los que se encuentran el transportador de yodo NIS y el factor de transcripción PAX8. Estos dos genes son esenciales en la maquinaria de la célula tiroidea puesto que permiten la captación y la organificación del yodo (proceso en el que el yodo pasa a formar parte de las hormonas tiroideas).

Es más, PAX8 y miR-146b se regulan mutuamente y comparten genes dianas que incluyen otros genes de diferenciación tiroidea, además de NIS, que también están implicados en el metabolismo del yodo. De esta manera se forma un circuito de regulación que determina el estado de diferenciación tiroidea.

Desde un punto de vista de biología de sistemas, los factores de transcripción (como PAX8) y los microRNAs representan dos formas de regular la expresión de genes que actúan de manera coordinada para regular sets comunes de genes formando circuitos de regulación recíproca. “Este es un campo reciente de investigación en el que dichos circuitos participan en procesos esenciales para entender la biología de procesos como el cáncer”, han advertido.