Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

El ente de sanitarios Panem ensaya nuevo modelo de gestión

Afecta a profesionales de Atención Primaria de cuatro área de salud en Barceloba

Viernes, 25 de abril de 2014, a las 15:01
Redacción. Madrid
Fujitsu será la organización encargada de crear un nuevo modelo de gestión de pacientes crónicos para Panem, una entidad pública que gestiona la Atención Primaria de alrededor de 92.000 personas repartidas en cuatro áreas de salud en Barcelona, que dispone de servicios para la valoración de la dependencia y la discapacidad, además de un centro de rehabilitación, y es responsable de la cobertura sanitaria de 12.000 empleados municipales.

 José María Moyano, director en España
del sector sanitario de Fujitsu.

En la actualidad, el 80 por ciento de las consultas que se atienden están relacionadas con la patología crónica de los pacientes y, ante este escenario, Pamem se planteaba la necesidad de reorganizar el trabajo y la oferta que, desde los diferentes niveles asistenciales, se ofrece a los ciudadanos.

De este modo, para solucionar estos retos y tras analizar los métodos de planificación, innovación y mejora continua, se decidió apostar por el método LEAN de la mano de Fujitsu como estrategia de éxito para la gestión de procesos. Esta metodología está obteniendo muy buenos resultados en diferentes servicios de salud en el mundo y la multinacional nipona la ha implantado con éxito en Hospitales y Atención Primaria en toda España.

La implantación de Lean ha permitido mejorar el seguimiento del paciente pluripatológico, han explicado. Para ello, se ha creado la hoja de ruta del paciente, documento donde se programan las visitas de seguimiento, pruebas complementarias, diagnósticos, consejos de salud, revisión de la mediación y resto de documentación que necesitará el paciente durante ese año.

Así, han señalado que se soluciona la problemática recurrente en cada visita de si hay pruebas pendientes que realizar y el profesional puede resolver el motivo principal de la consulta.

Una de las medidas consensuadas en la nueva gestión de pacientes trata de realizar la visita conjunta del médico-enfermera, lo que refuerza el papel del equipo asistencial y mejora la coordinación entre profesionales y ofrece al paciente un servicio de mayor calidad.

Aún así, este nuevo proceso significa un mejor control y seguimiento de las patologías del paciente, ya que se le organizan controles para facilitarle el cumplimiento y para que ahorre tiempo y se le agrupan las citas en un mismo día, lo que hace que disminuya el número de visitas a la consulta.

De este modo, han apuntado que algunos de los principales beneficios son la reducción de las listas de espera, la mejora del circuito de atención al paciente pluripatológico, la optimización del número de visitas de seguimiento de los pacientes, la estandarización del proceso de atención al paciente pluripatológico y la mejora de la coordinación entre enfermería y médicos.

Otros que también han destacado son la optimización de los flujos de trabajo, que se libera tiempo de los profesionales sanitarios –el cual pueden dedicarlo a tareas de formación, docencia, gestión y mejora continua–, disminución de pruebas innecesarias y racionalización del gasto.

ENLACES RELACIONADOS:

“La Sanidad invierte en TIC bastante menos que en otros sectores” (09/03/2011)