Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Miércoles, 26 de junio de 2013, a las 13:22

Redacción. Mérida
El Servicio Extremeño de Salud (SES) y las centrales sindicales con representación en el sector han alcanzado un acuerdo “unánime” para el desarrollo de la jornada laboral de 37,5 horas semanales, por el que se establece una aplicación “homogénea” para todos los trabajadores del sistema sanitario público extremeño, sin distinción de turnos ni especialidades.

Joaquín García y César Santos, gerente y secretario general del SES, respectivamente.

El pacto suscrito por la administración y los sindicatos afecta a los aproximadamente 20.000 trabajadores del SES, quienes a partir del próximo 1 de julio verán aplicada su nueva jornada laboral de forma muy parecida a la que ya tuvieron cuando la sanidad extremeña aún dependía del antiguo Insalud, por aquel entonces también de 37,5 horas semanales, y que se ha tomado como referencia para confeccionar el acuerdo.

Así lo han destacado el gerente y el secretario general del SES, Joaquín García Guerrero y César Santos, respectivamente, y los representantes de los sindicatos de enfermeros, de médicos, de auxiliares de enfermería, además de CCOO, UGT y CSIF, en una rueda de prensa este miércoles en Mérida con motivo de la firma del acuerdo.

En la comparecencia ante los medios de comunicación, tanto los representantes de la administración como de los sindicatos, han destacado la voluntad de ambas partes por alcanzar un acuerdo, y asimismo la centrales sindicales han expresado su intención de que esta predisposición se traduzca en nuevos acuerdos de futuro.

La jornada de 37,5 horas semanales lleva implantada desde el pasado año (antes era de 35 horas), tras la decisión del Gobierno central de ampliar el tiempo de trabajo de los empleados públicos. Sin embargo, a falta de un consenso, se venía aplicando en virtud de una instrucción de julio del 2012, posteriormente modificada en septiembre.

Según ha explicado el secretario general del SES, César Santos, este acuerdo viene a corregir los defectos por los que la aplicación de la jornada era distinta entre los trabajadores con turnos fijos y los que, por el contrario, los tienen rotatorios.

“Los trabajadores con turnos veían cómo sus compañeros con la jornada de mañana realizaban otra jornada diferente, con 37,5 horas a la semana, pero distinta”. Ahora, “se ha modificado la tabla para que en base al cómputo de la jornada anual, y al coeficiente corrector en función de las noches o de los diferentes turnos, se vaya adaptando más la realización de la jornada” de todos los trabajadores, indistintamente del turno que tengan.