Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

SEMG Aragón reclama educar a los menores de 20 años para la prevención de la osteoporosis

Apuntan a la difusión de los hábitos saludables como factor necesario

Miércoles, 06 de abril de 2011, a las 18:48

Redacción. Huesca
La Sociedad Aragonesa de Médicos Generales y de Familia (SEMG-Aragón) ha reclamado, en el marco de su XI Congreso Pirineos 2011 y las XIII Jornadas de la sociedad una educación en salud de calidad para los jóvenes menores de 20 años con el fin de prevenir la osteoporosis.

“El pico de masa ósea, valor máximo de masa ósea, va en aumento hasta que cumplimos los 25-30 años, entre los 25 y los 40 se mantiene y a partir de este momento se comienza a perder. Es en este punto donde empiezan a aparecer los casos de osteoporosis”, según ha explicado Antonio Oto, médico general y de familia del Centro de Salud de Cariñena, ponente en el XI Congreso Pirineos 2011 y XIII Jornadas de SEMG-Aragón.

De izquierda a derecha, el presidente de SEMG-Aragón, Leandro Catalán; el vicesecretario del Colegio Oficial de Médicos de Huesca, Ramón Boria; y el presidente del Comité Organizador del congreso, Vicente Compaired.

Atendiendo a estas etapas de formación y desgaste del hueso, Oto destacó que “es necesario crear antes de los 20 años una masa ósea que permita una vez cumplidos los 45, y pese a la pérdida que se genera, quedarse con un nivel de masa ósea suficiente que impida la aparición de la osteoporosis”. Las claves para conseguir una buena densidad ósea, el facultativo argumenta, se basan en una alimentación adecuada “donde la ingesta de lácteos alcance 1000 mg diariamente en niños y 1500 mg en adolescentes y se acompañe de frutas y verduras también a diario”. La exposición solar controlada “evitando siempre las horas centrales” y “la realización de alguna práctica deportiva y de juegos donde prime la actividad física”, cierran las recomendaciones de Antonio Oto para fortalecer los huesos hasta los 20 años.

Una vez cumplidos los 20 años “el nivel de ingesta de lácteos puede reducirse a 1000 mg a diario (1500mg durante el embarazo) aunque se recomienda que la practica deportiva sea una constante en la vida”.

Tal y como destaca Oto, estas recomendaciones sirven únicamente para aquellos casos en que la osteoporosis puede aparecer por causas fisiológicas; ya que “la patología también es característica en pacientes que por diversas causas se han visto obligados a tomar corticoides orales. Un control exhaustivo por parte del Médico de Familia es primordial en estos casos”.