18 nov 2018 | Actualizado: 14:30

SEFAC avisa: los impagos a las farmacias impiden el acceso normal a los medicamentos

Recuerdan que los medicamentos son un “bien esencial” para la salud

Jueves, 26 de noviembre de 2015, a las 18:16
Redacción. Barcelona
La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) ha avisado de que los impagos de los medicamentos que están llevando a cabo las administraciones sanitarias de algunas comunidades autónomas, como Cataluña, dañan la continuidad y la calidad de la prestación farmacéutica y el acceso "con normalidad" de los pacientes a sus tratamientos.

"Esta situación está poniendo en serio riesgo la viabilidad económica de una gran parte de la red de farmacias, que está teniendo numerosas dificultades para realizar sus actividades y financiar la adquisición de medicamentos", ha advertido la organización, para insistir en que este escenario no sólo perjudica al colectivo de farmacéuticos comunitarios, sino "muy especialmente" a la población.

Y es que, tal y como ha recordado, los fármacos son un "bien esencial" para la salud y, por ende, la prestación de servicios farmacéuticos un derecho que los pacientes tienen reconocido por ley y que financian con sus impuestos.

Por ello, SEFAC ha solicitado a las administraciones sanitarias que sean "especialmente sensibles" ante esta situación y "prioricen" una solución "urgente y definitiva" a este problema, con el fin de que se permita a las farmacias llevar a cabo su actividad profesional y asistencial en beneficio de sus pacientes.

Al mismo tiempo, ha manifestado su "absoluto rechazo" a las declaraciones realizadas por el secretario general del departamento de Economía y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña, Albert Carreras, quien ha recomendado a los farmacéuticos catalanes que "pongan una vela" para ver si pueden cobrar.

"Pedimos que se dejen de lado las discusiones y los intereses partidistas para trabajar en resolver los problemas reales de los ciudadanos", ha enfatizado, para, finalmente, destacar la profesionalidad y la responsabilidad de los farmacéuticos comunitarios y animarles a que sigan trabajando para aportar valor a los pacientes y al Sistema Nacional de Salud.