Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Ángel Sanz: “El área sanitaria única supondrá más facilidades para el paciente”

El gerente del Salud ve posibilidades de que a medio plazo empiecen a funcionar las primeras unidades de gestión clínica en la comunidad

Domingo, 10 de agosto de 2014, a las 14:17
Redacción. Zaragoza
El director gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), Ángel Sanz, ha asegurado que la implantación del área sanitaria única en el ámbito provincial en Aragón, pasando de ocho a tres áreas, "supondrá más facilidades para el paciente, como mayores posibilidades para elegir médico en atención especializada y de pedir una segunda opinión", entre otras cosas.

Ángel Sanz.

Así lo ha explicado en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha indicado que los pacientes lo notará "poco" cuando comience a aplicarse, ya que la actividad asistencial se mantendrá en las mismas condiciones y paulatinamente irán percibiendo las ventajas. La previsión del Gobierno es que el texto pueda ser aprobado a finales de octubre o principios de noviembre para su posterior puesta en marcha. Se contempla un periodo de adaptación de seis meses.

El proyecto ha salido a exposición pública este viernes y Sanz ha asegurado que desde el Ejecutivo existe "total disposición al diálogo". Sobre la no asistencia de los sindicatos a la mesa sectorial donde se iba a tratar monográficamente de este asunto, ha considerado que si bien "formalmente" no se debatió con ellos, sí se ha hablado en otras reuniones.

Además, ha asegurado que en el pacto por el empleo suscrito con ellos "nos hemos comprometido a mantener" cuestiones como limitar la movilidad obligatoria dentro de la misma ciudad u reducir solo en una el número de unidades electorales, pasando de las ocho actuales a las siete.

En relación con la movilidad laboral voluntaria, el gerente del Salud ha sostenido que los trabajadores tendrá "mayores facilidades" porque los sectores serán más amplios y tendrán más posibilidades en los concursos de traslado. Por otra parte, ha apuntado que los casos de unificación de servicios "serán pocos" ya que aquellos con un elevado número de facultativos se van a mantener como están, que son la mayoría.

Según ha detallado, esta tendrá lugar en el caso "de algunas superespecialidades de los dos grandes hospitales", el Miguel Servet y el Clínico de Zaragoza, "para conseguir más masas críticas" de pacientes, "independientemente de que la asistencia se preste en más de un centro", si bien ha precisado que es un asunto en el que "hay que andar despacio y contar con la participación de los médicos". En este punto, ha avanzado que "sí que hay algunos pasos dados neurocirugía", pero en el caso de otras especialidades "se está estudiando".

Unidades de gestión clínica

Sanz ha mencionado la posibilidad de poner en marcha, a medio plazo, unidades de gestión clínica, "donde puedan integrarse diferente especialidades muy relacionadas", como podría ser, en el área musculoesquelética, la unión de Traumatología, Fisioterapia y Rehabilitación para que haya "más coordinación y el paciente esté mejor atendido", una medida que "hay que ir analizando despacio y donde los profesionales tienen mucho que decir".

El gerente del Salud ha expuesto que, en lo que respecta a servicios no clínicos, que la reducción de áreas sanitarias "va a permitir la gestión y contratación conjunta a mejores precios" y ha sostenido ya está unificada la compra del 40 por ciento de los productos sanitarios en todo Aragón "y hemos conseguido un ahorro del 28 por ciento".

Además, unificar las áreas "implicará la reducción de cargos directivos y de burocracia", si bien ha remarcado que el objetivo de esta reforma es "que el paciente sea el centro del sistema", que ahora está "excesivamente fragmentado", para lograr "mayor eficiencia y eficacia en los recursos y compartir unidades de diagnostico y tratamiento de alta tecnología", así como "compartir conocimiento".

Sanz ha recordado que Navarra unificó en 2012 sus tres áreas sanitarias en una y también la Comunidad de Madrid cuenta con una única área, decisión que fue recurrida en lo contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, quien "avaló" el área única.

En este punto, ha manifestado que si bien la Ley General de Sanidad establece un máximo de 250.000 habitantes por cada área de salud, también contempla que "se pueden establecer excepciones por motivos de eficiencia, eficacia y otros" y "el mejor ejemplo es Madrid, que supera ampliamente ese número de habitantes", pero cuya área ha sido avalada por la justicia.

Listas de espera

El gerente del Salud ha afirmado que el plan para reducir las listas de espera en Aragón "está funcionado bien", según "las previsiones que teníamos", con 800 personas que ya han salido de las listas, "una cuarta parte" del total de 4.683 que había. Así, ha estimado que el objetivo es que no haya nadie esperando más de seis meses a ser intervenido a principios del año que viene.

"Estamos muy satisfechos", ha dicho, para indicar que es un plan de gestión integral de listas de espera, "con medidas de choque y medidas estructurales que tendrán sus efectos en medio y largo plazo". Respecto a las de choque, centradas en las listas de espera quirúrgica, ha aclarado que consisten en utilizar los quirófanos por la tarde contratando a médicos, enfermeras, auxiliares y celadores o aplicando prolongación o deslizamiento de jornada.

"Cada hospital y cada servicio se ha organizado de la manera que ha considerado más oportuna" y "ya tenemos más salidas que entradas" a la lista de espera, de forma que "la estructural se ha ido reduciendo de forma paulatina".

Sanz ha reconocido que algunos hospitales más pequeños, como el Obispo Polanco de Teruel y el de Alcañiz, comenzarán a aplicar el plan en septiembre ya que en ellos organizar la actividad de tarde en verano "no es fácil". No obstante, ha agregado que en ambos se ha reducido el cierre de camas habitual de verano, por lo que hay más actividad.

Nuevo hospital de Teruel

El gerente del Salud ha precisado que esperan recibir el proyecto modificado para la construcción del nuevo hospital de Teruel --"que hubo que adaptarlo a las condiciones sísmicas"-- a finales de agosto, para poder, entonces, actualizar la licencia de obra, momento a partir del cual "ya se podrá poner la primera piedra".

"No creo que haya ningún problema" y "confiamos" en que los trámites sean "rápidos" para poder iniciar las obras lo antes posible. El nuevo proyecto supone mejorar la estructura constructiva del hospital, que "encarecerá sin duda" la previsión de inversión inicial, de 75 millones de euros, aunque todavía no se conoce en qué proporción. "Lo importante es empezar", ha enfatizado Sanz, para estimar que se podrá lograr el objetivo de concluir las obras en 2017.

ENLACES RELACIONADOS:

Los socialistas califican el área única de “amenaza” para el profesional (04/08/14)