Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40

Sanidad promoverá la lactancia materna con más formación

También ofrecerá consejo y atención psicológica en determinados casos

Jueves, 25 de diciembre de 2014, a las 17:23
Redacción. Toledo
La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha va a promover y reforzar la lactancia materna con campañas informativas sobre sus beneficios, pero también con mayor formación para el personal sanitario y el apoyo a las madres lactantes.

José Ignacio Echániz, consejero de Sanidad.

Así se recoge en el Programa Operativo de Apoyo a la Maternidad, en el que se pone especial énfasis en impulsar la participación efectiva de todas las mujeres embarazadas en los programas de preparación al parto que lleva a cabo el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

De esta forma, se promoverán el desarrollo de campañas informativas y de sensibilización porque, tal y como ha señalado el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, “la lactancia ofrece muchos beneficios al bebé y a la madre y crea un vínculo especial entre ambos”.

En este sentido, el consejero ha destacado que también “se ofrece a todas las embarazadas un programa de preparación al parto en el que profesionales asesoran a las mujeres sobre las diferentes fases del parto y los cuidados prenatales. Durante estas sesiones se informa a las mujeres sobre los cambios fisiológicos y psicológicos que sufre una mujer embarazada y los hábitos de vida saludable más recomendables.

Apoyo psicológico

De igual forma, la Consejería va a ofrecer a padres y madres la posibilidad de recibir asesoramiento y apoyo psicológico desde la Unidad de Salud Mental o la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil en el caso de las gestantes adolescentes. Además del apoyo que presta el Sescam, los servicios implicados podrán derivar a los padres a centros o dispositivos de apoyo a la maternidad.

Por otra parte, determinadas situaciones clínicas activarán el protocolo de ‘Apoyo Psicológico’, cuando las embarazadas padezcan una enfermedad grave o si el feto fallece o si presenta alguna malformación o enfermedad grave.