Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Sanidad iniciará “en un plazo breve” el Plan de Atención al Ictus

La Consejería está estudiando los costes presupuestarios de su puesta en marcha

Jueves, 31 de marzo de 2011, a las 17:56

María Jesús Mejuto.

Redacción. Badajoz
La consejera de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura, María Jesús Mejuto, ha señalado que su departamento está trabajando en torno al operativo del Plan de Atención Sanitaria del Ictus (PASI) en la región con la intención de propiciar su puesta en marcha, “en un plazo relativamente breve”. Mejuto, ha inaugurado las Jornadas del Plan de Atención Sanitaria del Ictus (PASI) en Extremadura, que pretende difundir y concienciar a los profesionales sanitarios del mensaje de este plan, basado principalmente en la información, mejora y sensibilización de los tratamientos de la enfermedad.

Según ha informado la Junta en nota de prensa, durante su intervención, la consejera extremeña se ha referido al Plan de Atención al Ictus en la región, del que versan estas jornadas, y que fue presentado por el Servicio Extremeño de Salud (SES) al Consejo Asesor de Enfermedades Cardiovasculares el pasado mes de noviembre de 2010.

Desde entonces, y “aunque la situación económica no es la más idónea”, la Consejería de Sanidad evalúa costes presupuestarios para la puesta en marcha en diferentes situaciones así como el operativo del mismo, con la intención de propiciar su puesta en marcha, “en un plazo relativamente breve”, según ha precisado María Jesús Mejuto.

En cuanto a la atención al ictus agudo, ha asegurado que la propuesta de la Administración ha sido “ir conectando progresivamente” todos los centros hospitalarios a través de Teleictus, con dos unidades de ictus de referencia, una en Cáceres y otra en Badajoz, y así convertirse en la comunidad autónoma de referencia nacional en lo que al buen uso de las nuevas tecnologías dentro del ámbito sanitario se refiere.

La primera de ellas está operativa desde 2007, y la segunda, la consejera espera que pueda entrar en servicio, a pesar de las “dificultades” económicas, “en el presente año”, ha indicado.

Por otro lado, Mejuto ha señalado que esta enfermedad no sólo es tratable cuando se produce, sino que es prevenible con un cambio en el estilo de vida, unas conductas alimentarias saludables y ejercicio físico desde edades muy tempranas de la vida y, así como un control estricto de los factores de riesgo vascular desde el momento en que se produce el diagnóstico.

Por ello, ha anunciado que la Administración, junto con los profesionales de la neurología, pondrá en marcha una campaña informativa y de sensibilización sobre la importancia de la detección precoz de la enfermedad, donde es “imprescindible” la colaboración de todos los implicados por el ictus, incluido el propio ciudadano.