16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Sanidad destina 12,6 millones a la compra centralizada de medicamentos

Permite ahorrar 2,8 millones en dos años, según fuentes de la Xunta

vie 30 agosto 2013. 12.36H

Redacción. Santiago de Compostela
El Consejo de la Xunta ha autorizado la compra centralizada por el Servicio Gallego de Salud (Sergas) de medicamentos por vía parenteral e inhalada. Esta adquisición, por un importe de 12,6 millones de euros, posibilitará “un ahorro de 2,8 millones de euros en dos años” en el precio de estas medicinas.

Nieves Domínguez, gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas).

De ello ha informado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior a la reunión de su Ejecutivo, en la que explicado que esta iniciativa se enmarca en las actuaciones para “seguir profundizando en la racionalización de la gestión de los servicios sanitarios”.

De este modo, el expediente se tramita mediante el procedimiento abierto y acuerdo marco con único adjudicatario por lote, con el fin de poder atender la demanda de los citados medicamentos en todos los hospitales gallegos. Así, pueden concurrir todas las empresas farmacéuticas que dispongan de los medicamentos que salen a licitación.

El máximo mandatario autonómico ha explicado que la duración del contrato es de dos años para un total de 27 medicamentos y que el ahorro estimado por el Sergas se cifra en “un 20 por ciento” al situarse en 2,8 millones (1,4 millones de euros al año).

Residencia de Oleiros

Por otra parte, el Gobierno gallego ha dado luz verde al Instituto Enerxético de Galicia (Inega) para que destine 155.000 euros a llevar a cabo medidas de eficiencia energética en la residencia de mayores de Oleiros, en A Coruña, que permitirán ahorros de hasta un 20 por ciento.

En el marco del plan de ahorro y eficiencia energética en las Administración pública gallega, la Consejería de Economía y la de Trabajo y Bienestar colaboran para hacer un uso más eficaz de la energía en el centro. Con este objetivo, ha detallado Núñez Feijóo, la actuación prevé la sustitución de las calderas, modernizando los sistemas de regulación y la sala de máquinas en la zona de la residencia. También se trabaja en el cambio de la iluminación, tanto exterior como interior, por medio de la instalación de lámparas más eficientes y con menor contaminación lumínica.