Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Viernes, 30 de septiembre de 2011, a las 16:34

Redacción. Santander
El Consejo de Gobierno ha autorizado a la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales a implantar un sistema centralizado de compras de productos sanitarios y no sanitarios vinculados que reducirá el gasto en un mínimo de un 10 por ciento anual.

María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad y Servicios Sociales.

Con este acuerdo, se da el primer paso para poner en marcha en la comunidad autónoma un sistema de contratación centralizada y una plataforma logística para el Servicio Cántabro de Salud y el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass),de acuerdo con el compromiso que la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, adquirió en el Parlamento de Cantabria.

Según la vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, se trata de un instrumento necesario para racionalizar la política de compras, contar con sistemas de información comunes y unificar los criterios de los distintos centros sanitarios y sociales, evitando que tareas idénticas se realicen por una pluralidad de personas en cada institución.

El siguiente paso será la elaboración de un catalogo de productos común para la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, el Servicio Cántabro de Salud (SCS) y el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass) y la contratación de un sistema para la gestión de los expedientes administrativos de compra.

El catálogo incluye tanto las medicinas, como otros productos vinculados a la prestación del servicio, tales como pañales, guantes o productos dietéticos.