Se trata de una formación dirigida a la población general sobre maniobras de reanimación



29 oct 2012. 16.40H
SE LEE EN 2 minutos

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
Los profesionales de los servicios de Cardiología y de Urgencias del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria junto con Emergencias del 112 del Servicio de Urgencias Canario colaboran en un proyecto pionero en España que pretende aumentar la supervivencia de los pacientes con riesgo de muerte súbita.

Asimismo, se pone en marcha el proyecto RSP-Bystanders cuyo objetivo es la formación de la población general en maniobras de reanimación para conocer el protocolo de actuación durante un episodio de parada cardiorrespiratoria. Además, el curso está dirigido a cualquier persona sin experiencia previa en el tema.

El grado de supervivencia a una parada cardiaca está relacionado con el tiempo que transcurre entre el colapso del corazón y la primera intervención, de tal manera que actuar antes de cuatro minutos supone la diferencia entre la vida y la muerte. Los especialistas han advertido que en muchas ocasiones, las paradas son presenciadas y la persona que está al lado puede hacer mucho siguiendo unos sencillos pasos ya que el tiempo es clave para superarla.

Los facultativos implicados en la puesta en marcha del proyecto han asegurado que los trabajos científicos publicados hasta ahora demuestran que el público en general es capaz de aprender y retener en el tiempo dos maniobras que pueden salvar una vida: la llamada al 112 solicitando ayuda profesional y la realización del masaje cardiaco.

Se ha puesto en marcha inicialmente con familiares y pacientes ingresados por patología cardiaca en el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria y el objetivo de los profesionales implicados es hacerlo extensivo a toda la población.
 


 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.