13 nov 2018 | Actualizado: 17:10
Sábado, 05 de marzo de 2016, a las 20:47
José A. Puglisi
El gerente es una pieza clave dentro del engranaje sanitario. En medio de la gran maquinaria hospitalaria, es el encargado de velar por la exacta sincronización de todos los servicios y el personal, garantizando que la estructura funcione de forma óptima para enfocar su potencial a la recuperación y promoción de la salud de los ciudadanos. Sin embargo, no se trata de una labor sencilla, más aún cuando muchas de las decisiones que se toman tienen un componente más político que sanitario, un hecho que, desde los hospitales, piden que empiece a cambiar. Revista Médica se adentra en esta figura en busca de las cualidades necesarias para afrontar con total garantía el reto diario que supone dirigir un hospital.

Uno de los principales obstáculos que el gestor se encuentra a la hora de hacerse con las riendas de uno de estos centros es el interés de los partidos políticos por mantenerlos bajo su control. “Todos los gobiernos han mostrado su deseo de estar presentes en la gestión hospitalaria y, aunque no es algo totalmente criticable, sí requiere de algunos matices”, asegura el secretario general de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), Mariano Guerrero. La importancia de contar con un profesional capacitado, formado y con una experiencia demostrada son algunos aspectos que deberán pesar al momento de escoger al futuro director del centro sanitario.