15 nov 2018 | Actualizado: 09:45

Oposición total a la reducción de jornada a eventuales

Sindicatos, colegios, sociedades científicas, partidos políticos y asociaciones de usuarios han alzado la voz en contra de rebajar la jornada laboral de los eventuales de 37,5 a 32,5 horas

Miércoles, 02 de octubre de 2013, a las 14:31

Redacción. Murcia
Durante los últimos días, todos y cada uno de los agentes implicados en el sistema sanitario han mostrado su rotundo rechazo al plan de contratos eventuales anunciado por el Servicio Murciano de Salud (SMS), que pretende rebajar la jornada laboral de estos profesionales sanitarios de 37,5 a 32,5 horas semanales.

Arriba: María Ángeles Palacios, consejera de Sanidad y Política Social. Abajo, de izquierda a derecha: Angel Victoria, secretario general de CESM-Murcia; Javier Lanza, secretario general de la FSRM de CCOO; Isabel Montoya, presidenta del Colegio de Médicos; Amelia Corominas, presidenta del Colegio de Enfermería; Juan de Dios González, presidente de Smumfyc; y Teresa Rosique, portavoz de Sanidad del PSRM.

El Sindicato Médico de la Región (CESM-Murcia) fue el primero en alzar la voz contra esta medida y el que ha tomado la delantera organizando asambleas informativas durante toda esta semana con el fin de concretar acciones de protesta. No es el único sindicato en contra de la medida, CCOO, que marca no obstante las distancias con CESM y le acusa de ser responsable en parte de esta medida, también ha expresado su profundo malestar ante los  “contratos miserables” que quiere ofrecer el SMS al personal eventual.

El Colegio de Médicos de la Región de Murcia asegura que la intención del Ejecutivo murciano "deriva en una pérdida de la calidad asistencial y abusa del trabajo de unos profesionales que no son laboralmente reconocidos a pesar de las cargas de trabajo que soportan, siendo obligados a firmar contratos en precario y en condiciones de continua provisionalidad". El Colegio de Enfermería argumenta que el personal de enfermería “está machacado por una carga de trabajo aún mayor que la que tenía” y hace “un llamamiento a la unidad sin fisuras de todos los profesionales sanitarios y de los usuarios de la sanidad ante la grave situación que estamos viviendo”.

Desde las sociedades científicas, la Sociedad Murciana de Medicina de Familia y Comunitaria (Smumfyc) teme que "este nuevo recorte que aplica la Consejería de Sanidad pueda extenderse al ámbito de la Atención Primaria, poniendo en peligro los programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad", así como la estabilidad de las listas de espera. Al mismo tiempo, condenan "la actitud de una administración pública que, con la excusa de ahorrar dinero, pone en riesgo la atención al paciente y acepta situaciones indeseables como el hecho de no cubrir bajas profesionales".

La Asociación de Usuarios de la Sanidad de la Región de Murcia ha expresado que estos recortes “rebajan  la calidad asistencial a niveles inaceptables y provocan listas de espera”. Mientras que el PSOE ha pedido la comparecencia en la Asamblea regional de la consejera del ramo, María Ángeles Palacios, para que explique la situación, ya que "no se puede entender cómo un servicio que necesita ser atendido las 24 horas del día, se puede mantener reduciendo drásticamente el horario de los profesionales que tienen que realizarlo", indican.