16 dic 2018 | Actualizado: 11:00

Nueva Canarias acusa a Rojas por la pérdida de recursos para Dependencia

Aseguran que Sanidad ha penalizado la “desidia y la negligencia” de la consejería

jue 28 julio 2011. 16.06H

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
Nueva Canarias (NC) ha culpado a la consejera de Servicios Sociales del Gobierno autonómico, Inés Rojas, de ser la responsable de la pérdida de recursos que Canarias recibe del Ministerio de Sanidad para aplicar la Ley de la Dependencia y que supondrá "una merma de 1,6 millones de euros", lo que implica una caída del 18,4 por ciento este año con respecto a 2010.

Inés Rojas, consejera de Servicios Sociales.

Para la formación esta caída de los recursos se debe a que en la distribución entre las distintas comunidades autónomas, el Estado "incentiva la aplicación de la Ley, el número de personas efectivamente acogidas, y penaliza la desidia y la negligencia". "Rojas ha tenido la responsabilidad de esta área desde la pasada legislatura".

"Es la máxima responsable de que el archipiélago esté a la cola en todos los parámetros de aplicación de la Ley como han demostrado los sucesivos informes estatales que se han hecho del nivel de desarrollo de la Ley de Dependencia por comunidades autónomas”, han aseverado.

Según el partido "se trata de un problema de mala gestión" del Ejecutivo canario, por lo que asegura "no vale que la consejera del ramo diga que los dependientes atendidos en Canarias no contabilizan en las estadísticas porque parte de ellos son atendidos por los cabildos".

“La consejera reconoce con esas declaraciones el fracaso de la aplicación de esta Ley, ya que es su obligación lograr que las personas dependientes atendidas sean reconocidas como titulares de este nuevo derecho y para ello hace falta que sean evaluados según el procedimiento establecido", apostillaron.

Finalmente, apuntaron que una gestión "más diligente y acorde con la distribución competencial" de Canarias hubiera consistido en "transferir la aplicación de la Ley a los cabildos, que ya tienen un estructura profesional para estos servicios, en lugar de duplicar y crear un nuevo departamento" en el Ejecutivo autonómico lo que provoca "más gasto".