Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Neumomadrid pide la acción conjunta de autoridades y ciudadanos contra la contaminación

Más de 220.000 personas fallecieron en 2010 por el estado del aire que respiran

Jueves, 24 de octubre de 2013, a las 12:12

Redacción. Madrid
La Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid) ha valorado positivamente el anuncio efectuado por la Organización Mundial de la Salud, a través de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), de que, en efecto y como ya se apuntaba en estudios previos, la contaminación del aire es una de las principales causas ambientales de muerte por cáncer de pulmón.

Germán Peces-Barba, presidente de Neuromadrid.

A la luz de esta certeza, apoyada en una revisión independiente de más de  1.000 artículos científicos de investigadores de todo el mundo, Neumomadrid ha pedido a los organismos responsables, y específicamente a los ubicados en la Comunidad de Madrid, que tomen las medidas necesarias para reducir la contaminación y evitar así sus terribles consecuencias. Neumomadrid quiere también contribuir a la concienciación ciudadana sobre este problema, ya que la acción en solitario de las autoridades públicas no es suficiente para reducir un nivel de polución que sigue superando con creces los límites recomendados por la OMS.

El estudio de la OMS ha concluido que 223.000 personas fallecieron en 2010 por cáncer de pulmón en el mundo, debido a la contaminación del aire. Esta cifra se duplicará en 2030. Los autores han analizado la carcinogenicidad de diversos contaminantes presentes en el aire que respiramos y, aunque ya era de sobra conocido que podían producir enfermedades respiratorias, esta es la primera vez que la contaminación ambiental es clasificada en el Grupo 1 de agentes productores de cáncer en humanos. Es evidente también que el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón es significativamente mayor en las personas expuestas a la contaminación ambiental.

Neumomadrid proseguirá en su línea de intentar concienciar a los pacientes y, por extensión, a la sociedad en general, sobre las perniciosas consecuencias de la polución y la contaminación en el aparato respiratorio.