19 nov 2018 | Actualizado: 17:30

Morrás estima que el sistema informático podría renovarse a finales de año

La oposición pide que reconozcan los fallos y se ponga solución al problema

Jueves, 30 de mayo de 2013, a las 19:14

Redacción. Pamplona
El consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Morrás, aseguró durante su última comparecencia en comisión parlamentaria que se está trabajando para que los fallos en el sistema informático del Servicio Navarro de Salud sean "mínimos" y que ya se están desarrollando "planes de mejora" en el servicio.

Sin embargo, desde que el pasado lunes las incidencias saturaran por completo las líneas de atención técnica para el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y para las farmacias, que sufrieron durante toda la jornada constantes problemas para acceder a la receta electrónica, está cada vez más claro el hecho de que es necesaria una renovación de los servidores y que no es suficiente con las “mejoras” que se están llevando a cabo.

Como ya comentó a Redacción Médica el delegado del Sindicato Médico, Alberto Pérez, que también es cirujano pediátrico del CHN, el mayor problema en el Hospital se encuentra a la hora de acceder a los historiales clínicos, lo que demora operaciones quirúrgicas y consultas, pudiendo atender  a un menos número de gente.

Javier Morrás

Durante la última comisión parlamentaria, Morrás tuvo que dar explicaciones a petición de PSN, Bildu y Aralar-NaBai.   Morrás ha asegurado que se está trabajando para que estos errores "sean mínimos porque la salud es un punto crítico y puede generar preocupación entre los pacientes".

En su opinión, el sistema informático del SNS es un servicio que "funciona en general con unos niveles muy buenos, aunque cuando falla genera una importante alarma social". Ante ello, ha incidido, "debemos mejorar" porque "las tecnologías de la información evolucionan a una velocidad vertiginosa y siempre puede haber tecnologías más seguras".

El consejero ha resaltado que Navarra ha sido "pionera en la historia clínica informatizada" y que también "ha operado antes que otras comunidades en receta electrónica", lo que "nos ha llevado a una mayor probabilidad de errores".

 Entre algunas de las mejoras pendientes, el consejero ha explicado que se impulsará el rediseño del despliegue de la aplicación; la migración a una tecnología más moderna, que se estima podría darse a finales de este año o a inicios del próximo; el rediseño de integraciones para minimizar los impactos de la caídas del servicio o la mejora de las comunicaciones con los hospitales de Tudela, Estella y la red corporativa del Gobierno de Navarra.

Sin embargo, la oposición no es tan optimista como el consejero. Asun Fernández de Garialde, de Aralar-NaBai ha opinado que es indiferente que la comunidad fuera pionera en la informatización de la historia clínica “porque ahora está totalmente obsoleta” . "Aquí tenemos un problema muy serio y es que hay que darle solución, independientemente que estemos mejor o peor que en el resto del Estado", ha afirmado.

Lo cierto es que a excepción de Javier Lorente, diputado de UPN, que ha calificado las explicaciones del consejero como “muy precisas”, el resto de grupos parlamentarios han criticado que siga habiendo fallos y le han pedido al consejero que los reconozca.