20 nov 2018 | Actualizado: 12:40

Los navarros en desempleo y no residentes tendrán acceso gratuito a la sanidad

La resolución ha sido impulsada por el G.P. Izquierda-Ezkerra

Miércoles, 05 de febrero de 2014, a las 12:52

Miriam Muñoz.
Este miércoles se ha debatido una moción para que los ciudadanos navarros que residan fuera del Estado Español y estén en desempleo tengan acceso gratuito al Servicio Navarro de Salud y no queden excluidos al regreso hasta poder conseguir un nuevo trabajo.

Marisa de Simón, G.P. Izquierda-Ezkerra.

La Comisión de Salud del Parlamento regional ha aprobado la moción presentada por Izquierda-Ezquerra por la que se garantiza que todos los navarros en desempleo y no residentes tengan acceso gratuito a la sanidad de la comunidad. La moción ha salido adelante con con 8 votos a favor, 1 en contra y 6 abstenciones.

Antonio Pérez Prados, de UPN, ha criticado la mala redacción de la norma, por ello se ha mostrado a favor del voto pero su decisión final ha sido la abstención.

Por su parte, el PSOE ha tenido claro el voto favorable a la moción aunque ha señalado que era preciso aclarar el fondo de la cuestión de la norma establecida.

La parlamentaria de Bildu en Navarra, Bakartxo Ruiz, ha añadido al igual que la mayoría de sus compañeros parlamentarios, que la redacción restringe y pone obstáculos a las prestaciones sanitarias ya que se presenta de manera “confusa” e “incompleta” y se acerca cada vez más hacia un modelo sanitario de privatización.

Por el contrario, el portavoz popular, Enrique Martin ha subrayado que "ningún español pierde la tarjeta sanitaria a no ser que declare que trabaja fuera".

Por último, Izquierda-Ezquerra ha tachado al Partido Popular de realizar una acción “cínica” por no proteger el derecho a la sanidad para cualquier español, asegurando que con esta medida se “obliga a todos los que abandonen el país a contratar servicios de sanidad privada fuera de nuestras fronteras o a renunciar directamente a la atención médica”. “Y en el caso de volver, ha añadido, quedarán excluidos del sistema sanitario hasta que consigan un nuevo contrato de trabajo, con lo cual serán considerados no residentes y no tendrán derecho a ser atendidos".