Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Metges reclama un convenio para el colectivo médico

Piden que se regulen sus condiciones de forma independiente a las del resto de trabajadores sanitarios

Miércoles, 29 de octubre de 2014, a las 14:11
Redacción. Barcelona
Metges de Cataluña (MC) ha presentado al Departamento de Salud una petición formal dirigida al consejero de Salud, Boi Ruiz, para la constitución de una mesa de negociación única para los facultativos que desemboque en el primer “convenio médico”, ante el inicio de la negociación colectiva con las patronales de la red sanitaria concertada (XHUP) -Unió Catalana de Hospitales (UCH), Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC) y Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES) - para el establecimiento de un nuevo acuerdo laboral que afectará 50.000 trabajadores entre facultativos, enfermeros y personal no sanitario de los 56 hospitales y 70 centros de atención primaria (CAP) concertados.  

El presidente, el secretario general y el vicesecretario general de Metges, Albert Tomàs, Francesc Duch y Xavier Lleonart, respectivamente; han registrado la petición.


El sindicato reclama este convenio “no sólo como un conjunto de normas laborales y retributivas específicas para el colectivo, sino como el mecanismo mediante el cual los médicos puedan recuperar su protagonismo en la planificación y el gobierno del sistema sanitario, y hacer frente de esta manera a la racionalización economicista de los recursos asistenciales de los últimos años”.

“Creemos más necesario que nunca constituir un convenio médico que regule nuestras condiciones laborales y profesionales de forma independiente a las del resto de trabajadores sanitarios”, señala MC en el escrito dirigido al consejero Boi Ruiz argumentando que, aunque el colectivo médico se encuentra integrado en el conjunto del personal sanitario, “presenta unas características de rol y de actividad que hacen necesario un tratamiento diferenciado”.

Además, la organización considera que el convenio médico, “un objetivo ineludible e inaplazable”, permitirá poner al servicio del paciente “los conocimientos y las habilidades médicas, en un entorno de respeto y confianza mutua, sin interferencias administrativas o políticas, restituyendo el profesionalismo como eje central de la atención sanitaria y consiguiendo que el  cien por cien de los recursos públicos destinados a la sanidad reviertan en la atención sanitaria”.