15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Los médicos de la privada rechazan el real decreto de jubilaciones

Como mal menor, solicitan que se arbitren amplios plazos de aplicación para no perjudicar de forma irreversible a quienes han optado por prolongar el ejercicio profesional

Jueves, 28 de marzo de 2013, a las 20:45

Redacción. Madrid
Las Vocalías de Medicina Privada por Cuenta Propia y Ajena de la Organización Médica Colegial (OMC) han analizado en una asamblea conjunta la publicación del Real Decreto 5/2013 de 15 de marzo de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, al que han mostrado su absoluto rechazo y han pedido al Gobierno que paralice su aplicación, según ha informado la propia OMC.

José María Nieto y Manuel Carmona, vocales de la OMC en Medicina Privada por Cuenta Ajena y Propia, respectivamente.

El colectivo ha mostrado su sorpresa e indignación por la reciente publicación del Real Decreto  5/2013 de 15 de marzo mediante el cual, “sin previo debate ni posibilidad de alegaciones, se cambian las condiciones de los médicos para poder seguir ejerciendo tras la jubilación”, han denunciado desde la OMC.

Desde el colectivo médico se solicita al Gobierno la paralización de la aplicación de este decreto o que al menos se arbitren amplios plazos de aplicación, de varios años, para no perjudicar de forma irreversible a quienes han optado por prolongar el ejercicio profesional más allá de la jubilación, y dar opción a buscar otras alternativas a los médicos más jóvenes, que quedarían advertidos del cambio de las condiciones para cuando accedan a la jubilación.

Consideran este texto "un atentado al ejercicio profesional que rompe el plan de vida  de muchos profesionales  jubilados en los últimos años o que lo harán  próximos, al cambiarles las reglas del juego  en cuanto a las condiciones de jubilación con las que han hecho su proyecto de vida sin poder encontrar alternativas".

Para este colectivo, esta medida se añade al daño ocasionado por la reducción de la vida laboral de los 70 a los 65 años en la mayoría de comunidades autónomas “por un simple afán de ahorro, sin tener en cuenta el valor añadido de la experiencia y el conocimiento, y que una vez más contraviene el contrato entre los profesionales médicos y la sociedad, en que a cambio de entrar muy tarde en la vida laboral por  la larga duración de los estudios, y de mantener la formación continuada  y el perfeccionamiento profesional, el medico pueda ejercerlas mientras mantenga bien sus  condiciones físicas y mentales”, denuncia la OMC.

A todas estas circunstancias se suma, según el informe de esta asamblea conjunta "el ninguneo político a la profesión con  grandes rebajas de salarios y aumento de la carga laboral". Los asistentes a la asamblea  consideran que en los últimos años  "la medicina en general  ha sufrido el mayor expolio de toda su historia y el ejercicio libre   en particular está sentenciado a su extinción".

Asimismo, los profesionales de la medicina privada han querido manifestar que la forma de gobernar mediante Decreto-ley  cuestiones no urgentes “es antidemocrática, al evitar el debate y las alegaciones de los colectivos afectados”. Igualmente les sorprende que el partido político que paralizó la promulgación de una ley en este sentido propuesta por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011, ahora en el Gobierno “cambie de opinión”.