Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Las asociaciones de pacientes rechazan la nueva organización de la Salud Mental de Cáceres

La medida pretende hacer rotar de manera periódica a los psiquiatras

Lunes, 12 de enero de 2015, a las 18:42
Redacción. Cáceres
La asociación Feafes-Cáceres, el Observatorio de Salud Mental y la Federación Feafes-Extremadura han mostrado su rechazo a las medidas organizativas en Salud Mental decididas por la gerencia del Área de Cáceres. La medida pretende hacer rotar de manera periódica a los psiquiatras del equipo de Salud Mental y de la Unidad de Psiquiatría, adscritos hasta ahora a cada uno de estos servicios, a partir del próximo día 15 de enero, de un dispositivo a otro, lo que repercutirá en la continuidad de la atención a los pacientes y sus familias.

"Son conscientes de las dificultades organizativas inherentes a cualquier servicio" y de la autonomía que asiste a los directivos sanitarios para adscribir y organizar sus recursos de la manera más adecuada con el fin de mejorar la asistencia al paciente por lo que "no se valora la decisión adoptada desde el punto de vista legal, laboral o administrativo".

No obstante, recuerdan que esta rotación hará que de manera progresiva, la mayoría de los pacientes (en su mayor parte personas con enfermedades mentales graves de larga evolución) cambien de psiquiatra periódicamente. "Las características especiales de muchos de estos trastornos, la confianza con el terapeuta y la adherencia a los tratamientos y las intervenciones, tan valiosas en este tipo de enfermedades y tan difíciles de conseguir, quedarán alteradas, sometiendo a los pacientes a comenzar con un nuevo profesional cada cierto tiempo", recoge la nota, en la que se advierte de que "en muchos casos, puede existir el riesgo de que el paciente se desvincule del tratamiento y deje de acudir a la consulta".

También argumentan que la rotación del personal dificultará el trabajo de equipo y su coordinación, (elemento esencial de un equipo de Salud Mental) no sólo entre sí, sino con los médicos de Atención Primaria, "lo que puede igualmente traducirse en un empeoramiento de la atención prestada".