Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50

Lamata: “2010 ha sido un año de consolidación de políticas sociales”

El consejero predice que en 2011 se crearán unos 1.000 nuevos puestos de trabajo en el sector

Miércoles, 26 de enero de 2011, a las 17:49

Redacción. Toledo
Un año de consolidación de políticas sociales. Así se puede resumir el trabajo de la Consejería de Salud y Bienestar Social en 2010, según su titular, Fernando Lamata, que hizo balance del ejercicio presupuestario del pasado año y aseguró que 2011 servirá para “seguir avanzando” en la atención social y sanitaria, crear empleo en el sector y reducir el gasto farmacéutico.

Fernando Lamata (en el centro) ha comparecido acompañado por el gerente del Sescam, Ramón Gálvez (a la izquierda) y la directora general de Coordinación de Salud y Bienestar Social, Manuela Gallego.

Así, ha explicado que el Gobierno ha dedicado a la sanidad pública y los servicios y prestaciones sociales 10,3 millones de euros “cada día de 2010”, lo que “ha permitido mantener una red asistencial y de solidaridad muy importante en Castilla-La Mancha donde a diario son atendidos unos 200.000 ciudadanos”. Una red que, además, se vio aumentada en 2010 con la apertura de 161 nuevos centros sociales y sanitarios, creando 2.500 empleos directos e indirectos, sumando ya más de 50.000 trabajadores en el sector, y manteniendo “los servicios y las prestaciones sociales y sanitarias”.

Lamata, que ha presentado unos resultados “muy positivos”, ha asegurado que en 2010 “se han cumplido todos los compromisos del Gobierno regional”, plasmados en la puesta en marcha de tres importantes proyectos legislativos como la Ley de Derechos y Deberes de los ciudadanos en materia de salud, la Ley de Servicios Sociales que transforma en derechos un total de 23 prestaciones “que hasta ahora eran graciables” y la Ley de Familias Numerosas y de la Maternidad que avanzan también en la consolidación de prestaciones para este colectivo.

Más allá de las iniciativas legislativas, 2010 ha supuesto la consolidación de las inversiones en infraestructuras sociales tales como la construcción de 10 residencias de mayores, 9 Centros de Día y Servicios de Estancias Diurnas, 11 Viviendas Tuteladas para mayores, 7 Ludotecas y 5 dispositivos para personas con discapacidad, así como 15 nuevas infraestructuras sanitarias (8 Centros de Salud, 7 Consultorios Locales y 1 Residencia de atención a personas con Enfermedad Mental) además de la apertura de 103 nuevas farmacias.

Además, ha señalado, se han puesto en marcha nuevos dispositivos y servicios asistenciales como la Unidad Integral de Miomas en Toledo, el Instituto de Enfermedades Neurológicas de Guadalajara, la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular de Cuenca, las nuevas Urgencias del Hospital de Hellín o el nuevo Bloque Qurúrgico en Valdepeñas.

El consejero, que ha agradecido a los profesionales y al conjunto de la sociedad su compromiso y apuesta por las políticas públicas de sanidad y de servicios sociales, ha asegurado que este trabajo ha permitido garantizar la calidad asistencial, reducir las desigualdades sociales por encima de la media nacional, avanzar en cohesión social y “situarnos en los puestos de cabeza de todas las regiones en aplicación de la Ley de la Dependencia con una valoración de 9 sobre 10, según los últimos datos del Observatorio nacional que valora el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia por Comunidades Autónomas”.

Retos

Con respecto al año en curso, el consejero ha resaltado la importancia de la Estrategia 20/20 de Salud y Bienestar Social que está diseñando el Gobierno regional con los colectivos profesionales, sociales y económicos relacionados con la salud y los servicios sociales, y que supondrá “la implantación de un nuevo modelo, integrador y de excelencia, que permitirá afrontar los retos asistenciales del siglo XXI y dar respuesta al mayor envejecimiento de la población, los cambios sociodemográficos y la cronicidad de las enfermedades garantizando la continuidad de los cuidados”.

Así, Lamata ha explicado que este es el principal reto del Gobierno de Castilla-La Mancha en materia sociosanitaria, que se verá refrendado en 2011 con la aprobación de esta Estrategia para la próxima década con el objetivo de aprovechar las sinergias y oportunidades de los dos ámbitos asistenciales, y que girará en torno a 8 ejes de actuación prioritaria que pasan garantizar una atención integral y de calidad.

Por otro lado, ha avanzado que en 2011 el Gobierno regional seguirá creando empleo en este sector, se estima que unos 1.000 nuevos puesto de trabajo, y seguirá reduciendo también el gasto farmacéutico, “en un 3 ó 4% , que en 2010 nos ha permitido por vez primera tener un ahorro neto de 46 millones de euros”.