Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Jueves, 05 de septiembre de 2013, a las 15:57

Redacción. Santiago de Compostela
La Xunta de Galicia va a poner en marcha una nueva cartera de servicios de dependencia en el último trimestre de 2013, según ha avanzado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo. Así, se incluyen recursos específicos para cada tipo de usuario y, según ha asegurado, se rompe la barrera que impedía el acceso a menores de 65 años. “Hablamos de una cartera de servicios que permitirá prestar un mejor servicio a las personas dependientes y a sus familias, ya que por primera vez en Galicia se ofertarán recursos específicos para cada tipo de discapacidad, al tiempo que se presta un servicio más amplio y accesible a más personas, rompiendo la barrera de edad que hasta ahora impedía el acceso a menores de 65 años”, ha explicado.

Alberto Núñez Feijóo.

Con estos dos objetivos, este nuevo modelo de atención cambiará el paradigma de prestación de servicios para las personas en situación de dependencia, pasando del actual modelo, que acredita a los propios centros, a uno en el que se acreditan los distintos servicios que puede prestar un determinado centro. Según ha explicado Feijóo, “una residencia o un centro de día podría acreditar no solo su servicio de residencia asistencial, sino que será posible acreditar por separado otros recursos como pudiera ser el de fisioterapia”. Esto supondrá, según el presidente gallego, “optimizar los recursos existentes, ampliar la oferta de servicios sociales, adaptarse a las necesidades y al perfil de cada colectivo y una mayor diversificación”.

“Hasta ahora lo que se autorizaba era el centro, no los servicios, pero desde ahora se acredita cada servicio por separado y, en consecuencia, miraremos e inspeccionaremos, auditaremos y autorizaremos distintos servicios que puedan incluir en un único centro”.

Asimismo, el presidente gallego ha subrayado que con esta nueva cartera podrán beneficiarse de determinados servicios no solo los usuarios del centro, sino los potenciales demandantes de este recurso en concreto y que habiten en el entorno del centro.


“Galicia se convierte así en la primera comunidad que abandona la tradición de los servicios sociales, que era acreditar centros, por un nuevo paradigma de servicios sociales que es acreditar servicios de cada centro y no el centro exclusivamente”, ha incidido. Además, ha resaltado que la nueva cartera rompe también la barreda de la edad, de modo que, por ejemplo, una persona por debajo de 60 años con una enfermedad degenerativa podrá acceder ahora a una residencia.