Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:00

La Unidad de Neonatología del Nisa de Sevilla ayuda a nacer a un bebé prematuro sin secuelas

El equipo médico tuvo que adelantar el parto porque la madre padecía hipertensión arterial

Domingo, 22 de febrero de 2015, a las 13:58
Redacción. Sevilla
La Unidad de Neonatología del Hospital Nisa de Sevilla ha sacado adelante un bebé de 660 gramos sin secuelas, tal y como informa el centro en un comunicado. El bebé, que ingresó a primeros de noviembre  en este hospital, y que acaba de ser dado de alta, era una recién nacida, con escasos minutos de vida, procedente del quirófano por prematuridad. La madre padecía preclamsia (hipertensión arterial).

Durante los dos meses y 10 días que ha permanecido en la UCI Pediátrica, ha recibido todos los cuidados necesarios hasta ser dado de alta con un peso de 2.155 gramos y una talla de 42 centímetros.

La mujer llevaba 28 semanas y cuatro días de gestación, y su bebé pesó al nacer 730 gramos y 33 centímetros de longitud, aunque, como resalta Juan Manuel Núñez, neonatólogo de este centro hospitalario,  siempre pierden peso y, en este caso, el bebé se quedó en los 660 gramos. Aunque llegó con bajo peso para su edad gestacional, la niña no ha presentado complicaciones significativas como retinopatías por prematuridad.

Según Núñez, “en la semana 24 de gestación el índice de mortalidad está situado en el 90  por ciento y el resto tiene alta probabilidad de secuelas importantes”. 

El límite de la vida de un bebé está en las 24 semanas de gestación. Sin embargo, el único hospital privado en Sevilla que acepta tratar bebés con 27 semanas de gestación o 750 gramos es el Hospital Nisa Sevilla Aljarafe. El resto de hospitales privados lo hace a partir de la semana 30 o 1.000 gramos.