Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 17:15

La Sociedad regional de Psiquiatría rechaza el cierre de la unidad de Nuestra Señora de Gracia

Denuncia que “supone la eliminación de las únicas camas existentes en la provincia de Zaragoza para la desintoxicación hospitalaria de pacientes con conductas adictivas”

Lunes, 11 de junio de 2012, a las 14:00

Redacción. Zaragoza
La Sociedad Aragonesa y Riojana de Psiquiatría ha remitido una carta al consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, para comunicarle su claro desacuerdo y rechazo al inminente cierre de la unidad de hospitalización psiquiátrica del Hospital Nuestra Señora de Gracia.

Isabel Irigoyen.

En el escrito, que firma la presidenta de la sociedad, Isabel Irigoyen, alega que “nos encontramos en el año 2012 sin alcanzar las ratios de recursos estructurales y humanos indicadas en el marco del Plan estratégico para la atención a la Salud Mental 2002-2010”. Además, la sociedad científica regional describe que “la habitual ocupación de las camas de hospitalización psiquiátrica de agudos es cercana al cien por cien, y superior algunos días, lo que obliga a los psiquiatras de guardia a demorar ingresos o realizarlos en condiciones inadecuadas (“cruzados”) con el consecuente riesgo inherente a la patología mental aguda y grave”. Para estos profesionales “este cierre supone la eliminación de las únicas camas existentes en la provincia de Zaragoza para la desintoxicación hospitalaria de pacientes con conductas adictivas, asistencia que se realiza de forma exclusiva en la Unidad de Agudos de Psiquiatría del Hospital Nª Sra. de Gracia”.

La sociedad ha descrito que las “115 camas públicas de hospitalización psiquiátrica de agudos en Aragón realizan la atención a todos los pacientes afectos de enfermedad mental y toxicomanías sin alcanzar la ratio recomendada de 12 camas por 100.000 habitantes que implicaría un mínimo de 156 camas (déficit del 26 por ciento)”. Por último, denuncia que “este cierre entra en franca y manifiesta contradicción con el trabajo que se viene realizando por los profesionales de salud mental con miembros del Departamento para la confección del nuevo plan de salud mental de Aragón y para el Decreto por el que se regulará la estructura, organización y funcionamiento de los servicios de salud mental en el ámbito del Sistema de Salud de Aragón”.