Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

La salud sexual, el tema sanitario más consultado en la red

Las mujeres buscan información sobre las ETS y los hombres sobre problemas relacionados con la próstata

Lunes, 21 de julio de 2014, a las 15:11
Redacción. Madrid
Los españoles consultan Internet para resolver sus dudas sobre salud sexual. Así lo refleja el estudio de Doctoralia, que coloca esta cuestión en primer lugar entre los temas sanitarios más consultados en la red.

Frederic Llordachs, cofundador de Doctoralia.

Estas estadísticas, realizadas a partir de 30.000 preguntas a pacientes, reflejan diferencias importantes entre sexos. En las mujeres, las cuestionas más consultadas están relacionadas con las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), la mayoría de ellas en concreto sobre el Virus del Papiloma Humano (VPH), la candidiasis vaginal y la gonorrea. Por el contrario, los hombres buscan más información sobre la hiperplasia benigna de próstata (crecimiento no maligno de la próstata), la eyaculación retrasada y la enfermedad de La Peyronie (curvatura del pene durante la erección).

Los pacientes que más utilizan Internet para informarse sobre estos temas tienen una media de 34 años y cuentan con estudios superiores, según el estudio de Doctoralia, que también apunta a un aumento de búsquedas sobre temas sanitarios en la red. El principal objetivo de estas consultas es la búsqueda de información útil, asesoramiento y el contacto con pacientes con la misma patología.

El cofundador de Doctoralia, Frederic Llordachs, ha resaltado la particularidad de que Internet permite el anonimato y la confidencialidad: "Hoy en día se busca todo tipo de especialistas en Internet, y cada vez más sobre temas que pueden generar pudor, miedo o vergüenza”.

Fuentes fiables para resolver las dudas

El aumento de las consultas sobre salud sexual en Internet ha encendido las alarmas entre los profesionales sanitarios. En palabras de Llordachs, es necesario que los médicos tengan línea directa con el paciente para garantizar que se informe a través de una fuente fiable.

“Los pacientes siguen los consejos y los tratamientos que proponen las páginas web y las personas que participan en los foros de salud, pero en la mayor parte de los casos, no están respaldados por un profesional cualificado ni tienen ninguna base científica", ha advertido el cofundador de Doctoralia, que ha asegurado que este hábito tiene un enorme riesgo para la salud si esta información no está contrastada.