15 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La permanencia del Plan sobre Drogas cuenta con el apoyo de Susana Díaz

En Andalucía, existen en la actualidad 180 centros para la atención de drogodependientes

Lunes, 30 de junio de 2014, a las 15:30
Redacción. Sevilla
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha comprometido a mantener el apoyo al Plan Andaluz sobre Drogas, desde el convencimiento de que la Administración autonómica debe mostrar “sensibilidad” ante el derecho de las personas a “volver a empezar cuando la vida se les trunca”.

Susana Díaz.

“Todo el mundo merece un tiempo nuevo, todo el mundo tiene derecho a un tiempo nuevo y, si en un momento dado las circunstancias de la vida truncan su futuro, tiene derecho a volver a empezar”, ha dicho la presidenta durante su visita al nuevo centro polivalente de Proyecto Hombre Sevilla en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), un acto en el que ha estado acompañada por la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio; el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos; el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones; el director de Proyecto Hombre Sevilla, Francisco Herrera del Pueyo"; y el presidente del Patronato Proyecto Hombre Sevilla, Antonio Fragero.

Asimismo, durante su discurso, Díaz ha abogado por que las instituciones “acompañen” a este tipo de instituciones “incluso en momentos difíciles como éstos” y por ello ha remarcado que el Gobierno andaluz “mantendrá” su presupuesto para la lucha contra las drogadicciones.

En Andalucía, existen en la actualidad 180 centros, tanto públicos como privados y concertados, a disposición de las personas que luchan contra las adicciones, según la presidenta de la Junta, que ha mostrado especial preocupación por la incidencia de la droga en menores y en mujeres, colectivo este último al que se “estigmatiza con más virulencia”, y que ha hecho hincapié en la importancia de los familiares, que a menudo colaboran con las asociaciones como voluntarios, en el proceso de rehabilitación.