Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:00
Jueves, 14 de febrero de 2013, a las 23:08

Redacción. Oviedo
El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha defendido el nuevo modelo organizativo que ha supuesto la entrada en vigor de la nueva jornada laboral en el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), que permite, según ha explicado, aumentar la dedicación médica a los pacientes en aproximadamente 700.000 horas anuales, controlar el gasto y erradicar las bolsas de ineficiencia que amenazan con lastrar el sistema.

Faustino Blanco.

El titular de Sanidad ha comparecido a petición propia ante el pleno de la Junta General del Principado para explicar el decreto de jornada que entró en vigor el pasado 17 de enero, con el que el Gobierno de Asturias persigue garantizar la continuidad de un sistema de salud público, de calidad y sostenible en el tiempo.

El consejero ha destacado que la comunidad tiene una sanidad “muy bien valorada, con excelentes profesionales y una buena red asistencial, capaz de velar por la salud de los ciudadanos con un coste aceptable”.

La normativa vigente establece la jornada semanal mínima efectiva en 37,5 horas semanales para los empleados públicos y reduce a tres días anuales las jornadas de libre disposición. En el ámbito sanitario, esta ampliación del horario se traduce, según la Consejería, en más horas de atención sanitaria a un menor coste, la ampliación del horario de atención a los pacientes, la disposición de tiempo extra para atender necesidades especiales y una programación más amplia de quirófanos y pruebas.

Blanco ha estimado que, en el caso de Asturias, la producción anual del conjunto de trabajadores del sistema público de salud aumentará en aproximadamente tres millones de horas, de las que más de 66.000 se concretarán en dar continuidad a la atención médica a los pacientes y dedicación en la organización y el trabajo en equipo. El cambio horario conllevará, además, una disminución de más de seis millones de euros de gasto directo en horas extraordinarias.

El cumplimiento del acuerdo permitirá, ha destacado Blanco, realizar 5.000 intervenciones quirúrgicas más al mes en las áreas de traumatología, oftalmología, ginecología y cirugía general u 8.000 consultas en las especialidades de medicina interna, neumología, cardiología y neurología, caracterizadas por una mayor demanda.