13 nov 2018 | Actualizado: 21:20

La Junta destina 1,3 millones a la contratación de suministros para el Sacyl

Para el mantenimiento de varios centros y la compra de 15 kits de tratamiento percutáneo

Jueves, 15 de octubre de 2015, a las 17:12
Redacción. Valladolid
La Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves, en Consejo de Gobierno, varios contratos para la adquisición de suministros para la Gerencia Regional de Salud (Sacyl) por valor de 1.391.835 euros.

José Antonio Santiago de Juárez, portavoz de la Junta.

En concreto, destinará 569.184 euros al contrato de mantenimiento de los 37 centros de salud dependientes de la Gerencia de Atención Primaria, además de la sede de este organismo y de las unidades mamográfica y de atención a la mujer en el Área de Salud burgalesa.

Se trata de atender durante un período de dos años, prorrogable otros dos y las 24 horas del día, todos los días del año, las posibles incidencias que puedan acontecer con el fin de mantener en perfectas condiciones las instalaciones eléctricas, térmicas, de calefacción, de agua, mobiliario, etc.

Asimismo se ha autorizado destinar  492.651 euros para contratar los suministros necesarios para el desarrollo de la actividad diaria de los centros asistenciales de la Gerencia Regional de Salud. En concreto, se adquirirá material para cubrir algunas de las necesidades informáticas de los centros sanitarios.

El Consejo de Gobierno ha tramitado también un expediente de la Consejería de Sanidad destinado al Complejo Asistencial Universitario de León, por importe de 330.000 euros, con el fin de adquirir material médico para el tratamiento de una patología cardiaca denominada insuficiencia mitral, que supone el cierre inadecuado de una válvula del corazón.

El expediente se refiere a la contratación del suministro de 15 kits de tratamiento percutáneo para el tratamiento de la insuficiencia mitral, una enfermedad valvular que, según los expertos, es la más frecuente en la población, con una prevalencia que aumenta con la edad, estimándose que el 7 por ciento de la población mayor de 75 años la tiene al menos de forma moderada.