Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Lunes, 02 de septiembre de 2013, a las 13:31

Redacción. Valladolid
CCOO y UGT en Valladolid han expresado su frontal oposición a la creación del Área Única de Salud anunciada por el consejero del ramo, Antonio Sáez Aguado, y han amenazado con recurrir el decreto, si finalmente fuera aprobado, al entender que su puesta en marcha supondrá la pérdida de unos 1.500 empleos y una importante merma en la calidad asistencial que se traducirá en un incremento de las listas de espera.

Jaime Redondo, de CCOO.

Poco antes de que el propio consejero compareciera ante el Consejo de Salud de las Áreas de Valladolid para informar sobre la fusión de las dos áreas actuales en una sola, representantes provinciales del sector sanitario de ambos sindicatos han comparecido ante los medios para denunciar públicamente que la medida, “improvisada y precipitada”, no persigue otra finalidad que “tapar las vergüenzas de las listas de espera”, tal y como ha apuntado Nicolás Díez, de CCOO.

Éste, tras tildar los planes del consejero de una “broma sacada de la chistera”, ha reclamado además un pronunciamiento del alcalde y del presidente de la Diputación ante la “discriminación” que supone utilizar a los vallisoletanos como “conejillos de indias” para experimentar con medidas que, en su opinión, vulneran sus derechos constitucionales e incumplen el artículo 56 de la Ley General de Sanidad.

En este sentido, el sindicalista, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que dicha legislación establece que un área de salud debe abarcar a un segmento de población no inferior a las 200.000 ni superior a las 250.000 personas, con lo que Valladolid, con unos 534.000 habitantes, no sólo no debería quedar limitada a una única área de salud sino que incluso debería contar con una tercera.