Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

La Cosce alerta de la crítica situación del ISCIII en 2013

Y denuncia que la ratio de fondos por investigador relega a España “a un país de ciencia pobre”

Miércoles, 31 de octubre de 2012, a las 01:42
María Márquez / Imagen: Adrián Conde. Madrid
Criterios exclusivamente economicistas y falta de miras en la visión estratégica de la I+D+i para el futuro del país a largo plazo. Es la crítica global que ha realizado la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce) ante el proyecto de presupuestos para el año próximo. Para Carlos Andradas, el presidente de Cosce, el borrador incluye datos maquillados y “artificialmente hinflados” que esconden disminuciones drásticas en el capítulo de subvenciones mientras que de los préstamos (o fondos financieros) dejarán de ejecutarse 1.300 millones de euros. La situación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) en 2013 ha sido especialmente destacada por el equipo de analistas de la Cosce junto a la del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), dependiente del ministerio de Defensa.

En el extremo de la derecha, Carlos Andradas, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), acompañado por dos miembros de la Comisión de Presupuestos de la Confederación, José Molero y José de No (izq).

El detallado análisis de la Cosce concluye en que, por cuarto año consecutivo, el presupuesto de la I+D+i vuelve a descender, siendo la estimación para el próximo año de 461 millones menos. Esta “crítica” situación se ve agravada por la perdida de fondos no financieros en un 80 por ciento con respecto a partidas anteriores. También la ratio de fondos/subvenciones por investigador relegará a España, según José Molero, miembro de la Comisión de Presupuestos de la Cosce, “a un país de ciencia pobre”.

José de No, miembro de la Comisión de Presupuestos.

El recorte del 4,59 por ciento que sufre el ISCIII es una parte sustancial de la valoración negativa que hace la Confederación sobre los presupuestos. Junto al INTA, cuyo descenso aumenta hasta un 13,54 por ciento, es considerada una partida que daña a “la base de la investigación tecnológica del país”. Y es que la investigación militar, según el apartado 46 de los PGE (que incorpora la I+D+i de todos los ministerios), es la gran vilipendiada del cómputo global con un recorte de un 52,03 por ciento y comparte con la civil un fuerte descenso en subvenciones (más de un 13 por ciento ambas) y un aumento del peso de los préstamos. En definitiva, la Cosce alerta de que las cifras actuales retrotraen estas partidas a siete años atrás. En cuanto al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se queda ‘a cero’ en fondos no financieros, que el presente año se estimaban en 417,9 millones de euros. “Son partidas testimoniales que se explican porque han pasado al ISCIII, gestionado desde el Ministerio de Economía”, ha explicado José de No, también miembro de la Comisión de Presupuestos de la Cosce. Por su parte, la cartera que dirige Luis de Guindos afronta una disminución de 298 millones en subvenciones, que se equilibra con un aumento de 446 millones en préstamos.

De Guindos ha cambiado el criterio contable para los OPI

El Fondo de los Organismos Públicos de Investigación (OPI) contará con 1.234 millones en 2013, lo que supone 103,5 millones menos con respecto al ejercicio actual. En esta partida, los analistas de la Cosce han resaltado “el cambio de criterio contable en el cómputo que realiza el Ministerio de Economía” porque, en el caso del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), no se incluye “la previsión de ingreso” del organismo tal y como había ocurrido en 2008/9, cuando el presupuesto reflejó “un incremento ficticio de 200 millones de euros” al convertirse en Agencia Estatal de Investigación, tal y como ha explicado José de No. Este año, el CSIC hará frente a las vacas flacas con 66 millones menos, un 9,94 por ciento de recorte con respecto a 2012.

Y mientras que el Fondo Nacional de I+D pierde en el apartado de autonomías 68,8 millones de euros en un año (2012-13), se mantienen las partidas de entidades locales y con fines de lucro, y empresas privadas, por lo que la cifra supone un descenso de 320 millones en tan solo tres años.

El Fondo de Investigación Sanitaria también acusa un descenso destacable de 30 millones con respecto a 2009, sin embargo sus ‘estructuras estables de investigación’ son recompensadas el año próximo con una inyección de 200.000 euros tras el descenso de 22 millones sufrido en el periodo 2009-2012.