20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

La Consejería valenciana estudia denunciar a UGT por el informe ‘Cuestión de vida o muerte’

Ubican el punto de inflexión del deterioro de la calidad asistencial en 1999, inicio del modelo concesional

Jueves, 07 de marzo de 2013, a las 16:11

María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Tras una presentación previa en la Comunidad Valenciana, los portavoces de la Federación de Servicios Públicos de la UGT-PV se han acompañado del secretario general de la organización, Cándido Méndez, para explicar a los medios  nacionales el informe ‘Cuestión de vida o muerte’, en el que compara parámetros de la sanidad valenciana y estatal. El objetivo sindical ha sido alertar ante las consecuencias que “la privatización” de la sanidad madrileña tendrá “en unos años” si sigue el modelo valenciano. La Consejería que lidera Manuel Llombart ya ha reaccionado: estudian emprender acciones legales contra el sindicato.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha liderado la presentación del informe, en la que han participado el secretario general de la Federación de Servicios Públicos, Julio Lacuerda (a la dcha. de Méndez), y los responsables de la misma en Valencia y Madrid, Santiago Tamame y Luis Lozano.

El objetivo de UGT y sus contactos con la Consejería.

En 280 páginas, la Federación sindical desglosa la falta de “eficiencia y eficacia” que han caracterizado, tal y como defienden, a la sanidad valenciana desde 1999, año en el que entra en funcionamiento el primer modelo de colaboración público-privada en el Hospital de La Ribera (Alzira). Además de la infrafinanciación del sistema (cifran en 660 millones la cantidad necesaria para “equipararse” a la media nacional), han analizado la tasa de prevalencia y mortalidad de patologías relacionadas con el sistema circulatorio, respiratorio o hepático, resaltando las distancias entre los resultados del Sistema Nacional de Salud y los de la Comunidad Valenciana, desfavorables para esta. Saturación en asistencia de Atención Primaria (AP), utilización de Urgencias y citaciones en AP y especializada son otros de los epígrafes analizados.

Consultada por Redacción Médica, fuentes de la Consejería de Sanidad han querido realizar diversas matizaciones acerca del informe cuyos datos, aclaran, “no concuerdan” con los que dispone este departamento y el Sistema Nacional de Salud. Sobre la esperanza de vida, ‘contradicen’ a la Federación de Sanidad y hablan de “diferencia mínima” desde el año 2000 a la actualidad. También puntualizan desde el gabinete autonómico informaciones sobre el cáncer, en cuanto a prevención (el plan oncológico “es referencia para otras comunidades”) y la mortalidad (“la media es de 105,4 casos por 100.000 habitantes, muy inferior al de la mayoría de autonomías”).

Y mientras la Consejería aseguran que los datos de base del informe no pueden ser institucionales, el secretario general de la UGT, Cándido Méndez, ha resaltado que son “públicos y oficiales” y que el informe ha sido elaborado “por profesionales de la sanidad” con el objetivo de responder a la pregunta de si “alterar el modelo de gestión pública y apostar por la privatización tiene efectos en la salud de los ciudadanos, y de ser así, si son positivos o negativos”. Méndez ha insistido, en alusiones al nuevo modelo que la Comunidad de Madrid acaba de implantar, que dichas decisiones políticas “deben ser explicadas suficientemente” de forma que los agentes implicados conozcan sus “consecuencias”.

La respuesta de Ribera Salud

Alberto de Rosa.

El director general del Grupo Ribera Salud, Alberto de Rosa, ha reconocido haberle "escandalizado" el informe de UGT, recordando que los centros gestionados por concesión administrativa son evaluados "permanentemente" por organismos e instituciones independientes. En declaraciones a Europa Press, De Rosa ha apuntado que estos datos sólo muestran el "gran desconocimiento" que hay sobre el funcionamiento del modelo capitativo de la comunidad ya que, según ha explicado, financia la salud de la población y "no la actividad realizada". Por tanto, ha apostillado, su objetivo es lograr el "mejor estado" de salud del ciudadano.

Además, ha señalado que el Hospital de La Ribera, con 14 certificaciones de Calidad, es una de las organización sanitarias de España con "más procesos y servicios asistenciales certificados" y que, además, el programa anual de Benchmarking de Hospitales Top 20 ha premiado "en numerosas ocasiones" a Torrevieja, Alzira y Vinalopó.