Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

La Consejería de Sanidad estudia implantar unidades de Podología en Atención Primaria

Esta medida supondrá un acercamiento de los servicios al ciudadano y un aumento de la resolutividad y agilidad del sistema en su conjunto

Viernes, 22 de marzo de 2013, a las 12:53

Redacción. Santander
La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales estudia responder a las necesidades de la población en materia de atención Podológica desde la Atención Primaria, implantando unidades de atención Podológica en algunos centros de salud.

Esta medida supondrá un acercamiento de los servicios al ciudadano y un aumento de la resolutividad y agilidad del sistema en su conjunto, a la vez que tendrá un efecto positivo en la reducción de las listas de espera en Atención Hospitalaria.

Momento de la reunión.

La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, se ha reunido con el presidente del Colegio de Podólogos,  José Andreu Medina,  para analizar su puesta en marcha.  La medida comenzará, como proyecto piloto, en el Centro de Salud de Nueva Montaña, que se convertirá en el primero en incorporar la podología en su cartera de servicios.

Se enmarca dentro del Plan Integral de Listas de Espera 2012-2015, que pone de manifiesto el papel fundamental que desempeña la Atención Primaria en la reducción de listas de espera tanto quirúrgicas como de consultas especializadas y diagnósticas, y recoge como uno de sus objetivos reforzar la atención podológica hospitalaria, algo que ya se ha hecho en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, y ponerla en marcha en el área de Atención Primaria, “con el objetivo de acortar las estancias post-quirúrgicas, la remisión al área hospitalaria y reducir los ingresos hospitalarios y las listas de espera”. 

La atención podológica en los centros de salud

Las unidades de podología en Atención Primaria se crean para dar respuesta prioritaria a diferentes problemas de salud que tienen una gran repercusión en términos de salud para la población, tanto por su frecuencia, como por sus costes sociales y sanitarios. Se trata del pié diabético y sus secuelas (úlceras cutáneas, amputaciones, etc) y de otros  problemas en el pié actualmente tratados en consultas de traumatología y ortopedia, cirugía y dermatología, y que pueden ser abordados en Atención Primaria.

Los profesionales de Atención Primaria se encargarán de derivar a los pacientes a las consultas de podología. A su vez, los podólogos derivarán a Atención Especializada patologías susceptibles de mejora tras intervención en segundo nivel, como cirugía vascular, traumatología y a otros profesionales de Atención Primaria, ante la sospecha patológica o en estadios iniciales para detectar y aplicar tratamientos que impidan, retrasen o corrijan el desarrollo de la enfermedad.