Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00

Hospital de Dénia, referente internacional en salud digital

El centro posee el máximo nivel de implantación en historia clínica electrónica

Jueves, 09 de mayo de 2013, a las 18:03

J. Barbado / Redacción. Dénia (Alicante)
El Hospital Marina Salud de Dénia, regido por el modelo Alzira (titularidad de la administración pública y gestión de una empresa privada), ha sido destacado como referente en sanidad electrónica por la Sociedad de Sistemas de Administración e Informática en Salud (Himss), organización estadounidense con divisiones continentales (Europa incluida) que organiza, la semana que viene, el World of Health IT Conference & Exhibition (WoHIT) en el contexto de la e-Health Week, el acontecimiento más relevante entre los fabricantes e inversores de estas aplicaciones tecnológicas que se celebra este año en Dublín.

Primeras páginas de la entrevista concedida a la revista Himss Analytics.

De hecho, el director de Organización y Tecnologías de la Información del centro, Vicent Moncho, ha merecido la portada de la revista Himss Analytics al ser entrevistado para explicar el modelo informático del hospital, según han difundido fuentes de su gabinete de comunicación.

Durante la entrevista, Moncho ha subrayado la importancia de la implantación total de la HCE, Historia Clínica Electrónica, ya que, en el caso de Marina Salud, “ha sido el cuerpo que ha sustentado el proyecto sanitario. En muchos casos la digitalización es un procedimiento aislado, con un plazo de entrega, pero aquí se ha entendido la tecnología como la base fundamental para mejorar los cuidados y la calidad de vida de los pacientes”.

“La digitalización total de nuestra Organización ha seguido un camino que hemos recorrido todos juntos. La dificultad en este tipo de proyectos no está en la tecnología en sí sino en la gestión del cambio porque los hospitales son organizaciones muy complejas y difíciles de transformar. Hay que tener en cuenta que, al tiempo que se opera esta transformación, se tiene que seguir manteniendo unos niveles altos de calidad y seguridad para el paciente. Si esta transformación se lleva a cabo con plazos ajustados, cumpliendo un calendario, la presión es tremenda y esto complica el proyecto”.

Debe asimismo destacarse, según Moncho, que “cada hospital cuenta con circunstancias diferentes y el camino para convertirse en un hospital sin papeles es un desafío propio y único”.

“En Marina Salud pusimos en marcha el sistema de salud electrónica Millennium de Cerner en 2009, y, solo 14 meses después, arrancamos también todo el proceso de digitalización integral. El año pasado, en 2012, completamos la primera fase del proyecto con la obtención del nivel 7 de HIMSS. De esta manera, la información de las 209 camas hospitalarias no está solo accesible para los profesionales del hospital, sino también está disponible en cualquier punto de la amplia red de centros de salud de la que depende 150.000 pacientes con residencia en la zona; una cantidad que puede llegar a duplicarse en verano debido al turismo”, explicó.

Cambio Cultural

El primer paso a dar, añadió Moncho, “es conseguir un cambio cultural, un cambio de mentalidad entre los profesionales, de manera que vean en la tecnología un aliado que ayude a mejorar los resultados asistenciales, la seguridad del paciente y que todos esos activos pueden ser reinvertidos en atender mejor a la población”.

“Este valor añadido solo puede conseguirse si los clínicos se creen el proyecto y piensan que el sistema les ayuda y no les obstaculiza su trabajo diario. En este camino hacia la digitalización integral, médico y paciente son los mejores prescriptores; son los colectivos que, si consiguen ver los beneficios del sistema, harán posible que la herramienta sea un éxito”.