Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Jueves, 20 de junio de 2013, a las 18:18

Redacción. Santiago de Compostela
Desde que en el año 2010 Galicia se sumara al proyecto del Ministerio de Sanidad referente al Sistema de Notificación y Aprendizaje para la Seguridad del Paciente (SiNASP) la comunidad no ha cesado de trabajar en su implantación y mejora.

Durante 2011, el departamento de Salud, dirigido por Rocío Mosquera, concentró esfuerzos en su implantación y en el área de formación en todos los hospitales gallegos, y durante 2012 se asentó de forma definitiva con algunas mejoras en el nivel de notificaciones.

Entre las ventajas que brinda este tipo de sistema se encuentra la mejora de la seguridad y la posibilidad de que el Servicio de Salud correspondiente, el Sergas en este caso, disponga de manera agregada de las notificaciones realizadas en la totalidad de los centros, lo que permite la adopción de políticas generales de prevención de efectos adversos de modo institucional.

La implantación del SiNASP se enmarca dentro de la Estrategia Sergas 2014, y en concreto en el objetivo de fomentación de la cultura de la seguridad clínica en la actividad diaria de los profesionales, implantando prácticas seguras que reduzcan la incidencia de efectos adversos.

Resultados

Durante el pasado año, el número total de notificaciones fue de 1.703 y este ha seguido aumentando hasta el momento actual, lo que indica una creciente preocupación de los profesionales por la seguridad asistencial.

De entre los datos facilitados por el Consejo, cabe asimismo subrayar el hecho de que el 87 por ciento de las notificaciones se cerraran con acciones de mejora, y con respecto a las áreas donde tuvieron lugar los incidentes, las unidades de hospitalización detentan el 52,13 por ciento de las notificaciones, siendo el área de partos el que menor incidencias habría registrado, con un 0,74 por ciento de la totalidad.

Además, este sistema permite clasificar los incidentes según el riesgo que estos han supuesto para los pacientes, habiéndose registrado solo un 0,7 por ciento de notificaciones con riesgo extremo y, por el contario, un 24,2 por ciento, la mayor proporción, de riesgo bajo.

La implantación del SiNASP se enmarca dentro de la Estrategia Sergas 2014, y en concreto del objetivo de fomentación de la cultura de la seguridad clínica en la actividad diaria de los profesionales, implantando prácticas seguras que reduzcan la incidencia de efectos adversos.