Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Feder muestra su “profundo rechazo” al copago farmacéutico

En contra del contenido de la resolución en la que se modifican las condiciones de financiación de medicamentos

Jueves, 31 de octubre de 2013, a las 17:07

Redacción. Madrid
La Federación Española de Enfermedades Raras (Feder) ha presentado su posicionamiento en contra sobre el copago farmacéutico. Ha enviado al Ministerio de Sanidad sus principales reivindicaciones sobre la atención a las personas con ER afectadas por la nueva regulación de este copago.

Juan Carrión.

A través de este posicionamiento, la organización presidida por Juan Carrión quiere manifestar su profundo rechazo al espíritu y contenido de la Resolución de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia en la que se modifican las condiciones de financiación de medicamentos incluidos en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud.

Dicha resolución incrementa el coste de 42 fármacos que hasta el momento habían quedado al margen del copago. Estos medicamentos actualmente se dispensan en farmacia hospitalaria, por una parte, para controlar mejor su dispensación y el seguimiento de las personas, y por otro, porque sale más barato a la Administración venderlos en los hospitales, donde pueden negociar mejor los precios mediante la adquisición de grandes lotes a través de las centrales de compras.

Feder asegura que la Resolución se publicó  en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 19 de Septiembre, sin ningún tipo de publicidad y tan solo 10 días antes de que la medida entrara en vigor el 1 de Octubre.

Ante esto la federación considera que ésta carencia absoluta de publicidad es motivo suficiente para poder pedir la nulidad de la Resolución al no haberse cumplido con el trámite de audiencia a los colectivos afectados, trámite que es preceptivo y de obligado cumplimiento por las Administraciones en éste tipo de desarrollos normativos.

El segundo argumento que presenta es que con este “nuevo recorte” se obliga a que las personas afectadas asuman a partir de octubre una parte del coste de 42 fármacos que se dispensan en las farmacias hospitalarias.

Los costes de éstos fármacos son muy elevados, por ello, Feder insta al Gobierno Central a que no aplique el copago al considerar que la medida tendrá una escasa repercusión económica en las arcas del Estado y que resultará de difícil aplicación al tener que establecer sistemas de cobro en las farmacias hospitalarias.

El tercer argumento que se presenta es que las personas afectadas por ER, en su mayoría de carácter crónico, no tienen más remedio que seguir tomando sus medicinas durante toda la vida y, en la mayoría de los casos, no pueden hacer frente al coste que grava a los mismos.

Por ello, la federación alerta del hecho de que imponer un gravamen económico a los mismos supondrá atentar gravemente contra el derecho a las salud de las personas con ER y sus familias. Se debe tener presente que las familias afectadas se verán obligadas a afrontar una media de gasto anual de entre 400 y 600 euros.

Otro punto importante es que el nuevo copago introduce un sistema de acceso a éstos medicamentos mediante un sistema de aprobación reducida. Desde Feder se considera que, dando por hecho que el copago tiene dos objetivos, el disuasorio y el recaudatorio, con la nueva resolución no se cumple ninguno de los dos.

Además, la Federación se pregunta si ésta nueva resolución del copago no puede constituir un primer paso para que a medio plazo se haga extensible ésta medida a otros medicamentos que se dispensan en las farmacias hospitalarias.

Por ello, alertan del hecho de que la medida puede constituir la “puerta de entrada” que de acceso a otra cascada de medidas en esta línea que acabe por gravar toda clase de medicamentos que por el momento son dispensado y financiados al cien por cien por el Sistema Nacional de Seguridad Social.

Por último, no hay que olvidar que anteriormente se habían dado ya importantes pasos para lograr la instauración del copago a todos los niveles y que con ésta nueva resolución continua mermándose todavía más la calidad de vida de las personas con ER así como sus derechos más fundamentales como el de la salud.