11 dic 2018 | Actualizado: 14:40

Externalizar las cocinas hospitalarias no supondrá “menos calidad, ni mayor coste, ni peores condiciones laborales”

NaBai, Bildu e I-E rechazan la privatización del servicio y dicen que es “una decisión política”

mar 03 abril 2012. 13.04H

Redacción. Pamplona
La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Marta Vera, ha asegurado que la decisión de unificar y externalizar las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ”no supondrá menos calidad en el servicio, ni tampoco mayor coste para el Gobierno, ni peores condiciones laborales para los trabajadores”.

Marta Vera.

Durante su comparecencia en la Comisión de Salud del Parlamento de Navarra la consejera ha asegurado que la calidad del servicio "no será menor que la actual, porque el control de la alimentación será del Servicio Navarro de Salud, mediante el departamento de Nutrición, y sólo variará el régimen laboral de las personas que elaboran la comida".

Asimismo, ha afirmado que el coste para la Administración no será mayor, porque supondrá un ahorro del 24 por ciento y "lo que ahora tenemos es una clara muestra de ineficiencia". En cuanto a las condiciones laborales, ha indicado que no "van a ser peores, ni muchísimo menos". "No creo que los trabajadores que prestan servicio en Navarra en empresas privadas estén en régimen de semiesclavitud", ha indicado.

No obstante, ha asegurado que Salud ha hecho "todo lo posible por intentar buscar una solución a las personas que trabajan actualmente en cocinas, es nuestra máxima preocupación, porque sabemos que llevará pérdida de empleo, por eso estamos trabajando en su recolocación".

Marta Vera ha asegurado que es "sorprendente" que las cocinas todavía no estén externalizadas y ha argumentado que es "muy frecuente que esto se dé en otro tipo de instituciones y ya está implantado en cientos de hospitales de España, lo mismo que en muchos países de nuestro entorno".

Acometerlo en el plazo “más breve”

Por tanto, la consejera ha concluido que "se debería acometer la unificación con la tecnología en frío en el plazo más breve posible, dado que consigue una mayor eficiencia en la gestión de los servicios públicos destinados al servicio de la alimentación".

Marta Vera ha defendido estas consideraciones en una comparecencia en el Parlamento, a petición de Bildu, NaBai e Izquierda-Ezkerra, para que valore el informe de la Cámara de Comptos sobre la externalización de las cocinas.

La consejera ha subrayado que "la Cámara de Comptos no dice en ningún momento que nuestro análisis sea incorrecto, afirma que a su juicio nuestro estudio es incompleto, porque no aportamos la valoración de la fórmula mixta de explotación del servicio ni la de medios propios".

Vera ha dicho que estas consideraciones de Comptos "no significan que el órgano fiscalizador niegue el ahorro que conlleva la externalización". Además, la consejera ha indicado que con la unificación y externalización se obtiene un ahorro del 24,1 por ciento y eso "lo ha avalado la Cámara de Comptos". "En la práctica lo importante para el ciudadano es que la alimentación tenga mayor calidad nutricional, mayor higiene por la cadena en frío y mayor seguridad, y que sea mucho más barato, esto es lo que importa", ha resaltado.

Bildu, Na-Bai e I-E, en contra

La portavoz de Bildu, Bakartxo Ruiz, ha dicho que el informe de Comptos "deja en evidencia los informes anteriores del departamento Salud y demuestra que el intento de privatización de las cocinas es un empeño no fundado en criterios justificados por el Gobierno, es un empeño de voluntad política".

En la misma línea, la portavoz de NaBai, Asun Fernández de Garaialde, ha afirmado que la decisión del Gobierno de Navarra es "exclusivamente política" y ha explicado que NaBai está "a favor de la centralización de compras o de la unificación de cocinas, porque sabemos que supone un ahorro en sí, pero lo que no entendemos es por qué se decide que se van a privatizar las cocinas".

Desde Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha rechazado también la externalización de las cocinas "incluso antes de conocer el primer informe del Servicio Navarro de Salud "y ha reiterado su "apuesta por la titularidad pública de las cocinas, una parte muy importante del servicio de nutrición". "Se equivocan y desgraciadamente lo veremos", ha dicho.

El parlamentario de UPN Antonio Pérez Prados ha animado al departamento a "seguir trabajando en la línea en la que lo está haciendo, a pesar de las palabras con las que se le recibe en esta comisión" y ha dicho que este tema "está siendo muy cansino en el Parlamento". "NaBai, Bildu e I-E tienen sus decisiones tomadas independientemente de lo que ocurra aquí", ha lamentado.

Por parte del PSN, Mari Carmen Ochoa ha indicado que "aunque se hubiera optado por una fórmula mixta de producción en frío, hubiera habido que hacer también una reducción de personal", y ha considerado que "con las condiciones económicas actuales, por la falta de fondos públicos, se ha optado por externalizar el servicio". Ha valorado que en cualquier caso la titularidad del servicio seguirá siendo pública.

Finalmente, el portavoz del PPN, Enrique Martín de Marcos, ha indicado que la alimentación es importante en el tratamiento de los pacientes, pero ha dicho que no tiene por qué ser realizado de forma directa por el ámbito público" y ha expresado su acuerdo con el modelo planteado por el Gobierno de Navarra.